Una escuela católica en Tennessee ha eliminado los los siete libros de la saga de Harry Potter de su biblioteca después de que el párroco que dirige el centro, Dan Reehil, haya asegurado que «las maldiciones y hechizos» que aparecen en sus páginas son «reales», según se indica desde The Guardian.

La decisión ha sido comunicada por el propio Reehil a través del correo electrónico oficial del centro, según ha informado el digital Tennessean. En dicho mensaje, el pastor advierte de que la escritora J.K Rowling pone en riesgo a los lectores de la saga que, al leer ciertos pasajes, pueden llegar a «conjurar espíritus malignos».

Reehil escribió en concreto: “Las maldiciones y hechizos utilizados en los libros son maldiciones y hechizos reales; que cuando lo lee un ser humano corre el riesgo de conjurar espíritus malignos en la presencia de la persona que lee el texto «

El párroco ha indicado que esta información la ha consultado con diferentes exorcistas de Estados Unidos y de Roma. Son ellos, ha apuntado, quienes le han aconsejado eliminar esos libros de la biblioteca del colegio.

La superintendente de las escuelas católicas de la Diócesis de Nashvile, Rebecca Hammel, ha explicado al diario de Tennesse que cada pastor «tiene autoridad canónica» para tomar este tipo de decisiones dentro su parroquia. Así, ha apuntado que estos libros continúan en las bibliotecas de otros colegios católicos de la misma diócesis.

Los libros de Harry Potter han sido criticados por los cristianos desde que se lanzó el primero de la serie, Harry Potter y la piedra filosofal, en 1997; y en 1999, fue el libro más desafiado en los Estados Unidos, y la serie lideró la American Library Association, una lista de los libros más desafiados de 2000-2009.

El periódico británico The Guardian informó que los retadores de la American Library Association afirmaron que los libros “glorificaban la magia y lo oculto, confundían a los niños y los llevaban a intentar emular los hechizos y las maldiciones sobre las que leían”.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario