La Delegación del Gobierno en Madrid ha decidido prohibir la concentración que los antimascarillas habían convocado de nuevo para este sábado en la plaza de Colón en Madrid. La decisión, ha argumentado la Delegación del Gobierno en la región madrileña, obedece a «razones de salud pública» debido a lo sucedido en la anterior concentracion.

Unos 2.500 manifestantes críticos contra el uso de la mascarilla obligatoria ante el Covid-19 se congregaron ya el pasado 16 de agosto a las 18.00 horas en la Plaza de Colón al entender que es una medida «ridícula» y un «recorte» de libertades merced a la crisis del coronavirus, una pandemia que ha sido calificada de «farsa» y «mentira» por varios de los asistentes.

Parte de los congregados en la protesta no portaba mascarilla en determinados momentos, pese a que su uso es obligatorio en espacios públicos de Madrid cuando no se puede mantener la distancia de seguridad.

El delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, publicó minutos después de arrancar la concentración en su cuenta de Twitter que la manifestación celebrada en la Plaza de Colón «no se ha desarrollado siguiendo las pautas sanitarias esenciales ni ha respetado los términos que dispuso la Delegación del Gobierno en Madrid, por lo que se estudiarán las medidas a adoptar».