Las concentraciones de protesta contra la decisión del presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, de presentarse a la reelección se han repetido de nuevo hoy en todo el país magrebí pese a la carta atribuida el domingo al octogenario y enfermo mandatario en la que prometía abrir un nuevo proceso para elegir sucesor.

La misiva, difundida pocos minutos después de que se confirmara que un representante había depositado su candidatura, ha dividido aún más a la sociedad argelina, que se debate entre los que creen que es genuina y los que piensan que se trata de un truco del aparato del poder para ganar tiempo.

A estos últimos se ha sumado la presidenta del opositor «Partido de los Trabajadores» (PT), Louisa Hanoun , quien hoy dudó hoy de que Buteflika, gravemente enfermo, sea el autor de la carta y pidió a quienes le rodean que le dejen «marchar en paz».

«En primer lugar, me gustaría dirigirme a aquellos que hablan y deciden en nombre del presidente de la República y que han decidido presentar su candidatura para decirles: señores, declaren el estado de incapacidad del presidente», afirmó.

Una demanda que se repitió en la concentración de estudiantes que tuvo lugar por la mañana en la universidad central de Argel y en localidades del norte y del centro del país, como Batna, Annaba, Bejaia o Constantine.

También se sumó Abderrazak Makri, líder del Movimiento Social por la Paz (MSP), el mayor partido islamista autorizado de Argelia, quien al igual que Hanoun pidió al pueblo que no se deje engañar y prosiga con las manifestaciones.

«¿Cómo pueden los partidarios del presidente afirmar ha reunido 6 millones de firmas? Nadie vio colas frente a los ayuntamientos. Es imposible. Es un anuncio de lo que será el resultado de las elecciones», afirmó.

«No nos sorprendió el movimiento popular contra el 5º mandato. Participamos en el 22 de febrero, 1 de marzo, y participaremos en todas las demás marchas», quien volvió a instar a los partidos de la oposición a unirse para forzar el aplazamiento electoral.

Al boicot se sumaron también este lunes el aspirante a la presidencia, Abdelaziz Belaid, que anunció que retirará su candidatura y el exministro de agricultura y diputado Sid Ahmad Ferroukhi, quien renunció a sus cargos en el Frente de Liberación Nacional, partido que gobierna en Argelia desde la independencia en 1962.

En la presidencia desde 1999, Buteflika sufrió en 2013 un agudo derrame cerebral que ya le impidió hacer campaña para las presidenciales del año siguiente pero no ser elegido para un cuarto mandato consecutivo.

Desde entonces no habla en público, se mueve en una silla de ruedas empujada por su hermano Said y sus apariciones públicas son inusuales, reducidas a las imágenes grabadas por la cadena estatal con motivo del consejo de ministro o de visitas de altos dignatarios extranjeros.

Hace un lustro que no viaja al extranjero y en los dos últimos años ha cancelado en el último momento por «recaídas de salud» reuniones ya confirmadas con altos responsables como la canciller alemana, Angela Merkel, o el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamad bin Salmán.

Desde el pasado domingo está ingresado en un hospital de Suiza sin que se sepa cual es el estado real de su salud.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA