La misión de evacuación de España en Afganistán se ha cerrado oficialmente. Este fin de semana la ministra Robles ha recibido en la base aérea de Zaragoza a los últimos efectivos del Ejército que han volado desde Kabul vía Dubái.

Son 53 militares, 36 tripulantes y personal de mantenimiento del ALA 31 y 17 del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), que se han trasladado en los dos últimos A400M, las aeronaves del Ejército que tienen su base operativa en la base aérea de Zaragoza, a donde llegaron este sábado otros 30 militares del EADA.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha agradecido a los militares del Ejército del Aire «la heroica labor» desarrollada en la evacuación de ciudadanos afganos «poniendo en riesgo sus vidas» para que entraran en los aviones el mayor número de personas posible en una misión «muy complicada», en la que han demostrado su profesionalidad y humanidad.

E94M vPWEAQf3oQ

«Las trabajadoras y trabajadores públicos han realizado una labor extraordinaria en Afganistán. Hoy en Torrejón hemos compartido instantes de gran emoción. Orgullosa de mi país cuando nos mueve la solidaridad. Trabajaremos para seguir haciéndolo», tuiteaba la vicepresidenta segunda del Gobierno de España, Yolanda Díaz.

Tras estas inocentes declaraciones desde el sector derechista de la sociedad y del ámbito político español se ha comenzado a atacar a Díaz por no haberlos llamado militares.

«Es que los militares son trabajadores públicos….qué piel más fina….yo oigo decir que un trabajador público ha hecho un gran trabajo y es doble orgullo…pero bueno te debe molestar igual que se indiquen ciertas cosas», respondía un usuario que daba en el clavo.

DEJA UNA RESPUESTA