El PSOE madrileño ha denunciado que la Comunidad de Madrid “excluye” de las ayudas de comedor en periodo estival a las familias que perciben el Ingreso Mínimo Vital (IMV). El portavoz adjunto en la Asamblea, Juan Lobato, y la diputada socialista Lorena Morales han afirmado que hay “hasta un total de 8.300 familias en la Comunidad que han sido expulsadas del Renta Mínima de Inserción (RMI) hacia el IMV y que no podrán beneficiarse de la ayudas este verano”.

Los socialistas madrileños achacan esta decisión a «una decisión unilateral» del Gobierno regional, al que exigen que incluya en las ayudas de comedor de verano a los niños de familias que perciben el IMV.

“Exigimos a la Comunidad de Madrid que incluya en las ayudas de comedor de verano a los niños y niñas de familias que reciben el IMV” ha apuntado Morales, quien ha recordado también que “de nada sirve ser la región más rica si uno de cada tres niños de la Comunidad está en riesgo de pobreza”. “El gobierno de Ayuso no está haciendo nada para ayudar a todos estos niños y niñas que se encuentran en situación de vulnerabilidad”, ha añadido.

Por su parte, Lobato ha criticado esta decisión y ha recordado que el Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil “acaba de situar a Madrid como ejemplo de desigualdad en la infancia”, algo «inaudito» si tenemos en cuenta que ocurre “en una de las regiones más ricas de nuestro país”.

«Este verano la Comunidad de Madrid ha dejado fuera de las becas de comedor para cubrir esas necesidades básicas de los niños de nuestra comunidad a muchísimas familias que tienen ingresos insuficientes para cubrir estas necesidades», ha asegurado el diputado autonómico, que sostiene que, en consecuencia, son los Ayuntamientos quienes están respondiendo a una competencia de la Comunidad «que esta no está ejerciendo».

El PSOE denuncia que la Comunidad de Madrid excluye de las ayudas de comedor a las familias con Ingreso Mínimo Vital
El PSOE denuncia que la Comunidad de Madrid excluye de las ayudas de comedor a las familias con Ingreso Mínimo Vital

El Ingreso Mínimo Vital y la Renta Mínima de Inserción son ayudas incompatibles

La Comunidad de Madrid ha asegurado que lleva meses exigiendo al Gobierno central que les facilite los datos de las familias madrileñas que podrían ser beneficiarias del Ingreso Mínimo Vital (IMV), una información que es «vital» para poder ofrecerles las becas de comedor.

Después de que el PSOE acusara a la Comunidad de «excluir» de las ayudas de comedor en periodo estival a las familias que perciben el IMV, la viceconsejera de Política Educativa, Rocío Albert ha asegurado que: «Estos datos son imprescindibles porque nosotros las podremos presupuestar correctamente e incluir las familias en nuestros listados».

Además, ha señalado que son «muy conscientes» de la importancia que tienen estas ayudas para las familias que más lo necesitan, especialmente en verano cuando están cerrados los centros educativos. «Para ello reclamamos al Gobierno central una mejor gestión en la colaboración con otros administraciones para que nos faciliten estos datos y así poderlas organizar correctamente».

Desde la Consejería de Educación han recordado que “el Ingreso Mínimo Vital es una prestación que otorga el Estado, mientras que la Renta Mínima de Inserción es una ayuda de la Comunidad de Madrid para cubrir las principales necesidades de las personas y familias con dificultades económicas”, y entre las principales medidas de la RMI está la reducción del precio de comedor a 1 euro.

Además, desde el Departamento que dirige Enrique Ossorio han insistido en que “el Ingreso Mínimo Vital y la Renta Mínima de Inserción son ayudas incompatibles, por lo que las familias no pueden beneficiarse de ambas de manera simultánea”. “Hay que tener en cuenta que el Ingreso Mínimo Vital se puso en marcha con posterioridad al acuerdo para las becas de comedor en días no lectivos (Navidad, Semana Santa y verano), que se realiza en colaboración con los ayuntamientos madrileños”, han señalado.

Fuente: Agencias

DEJA UNA RESPUESTA