El PSOE plantea en su programa electoral de cara a las próximas elecciones del 28 de abril modificar el régimen legal del Valle de los Caídos, dignificar y homenajear a sus víctimas y explicar el significado de este monumento y su construcción. Además, quiere establecer el 31 de octubre como «día de recuerdo para todas las víctimas».

En un apartado del programa sobre Memoria Histórica, los socialistas apuestan por cambiar la situación legal del Valle de los Caídos, lugar del que es titular y administradora desde 1957 la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. Sin embargo, desde la democracia las funciones de su patronato y su representación están asignadas a Patrimonio Nacional, que no es sin embargo el titular. En cuanto al templo, su gestión corresponde a la Abadía Benedictina.

En 2017, el PSOE planteó transformar el lugar en un museo de la memoria colectiva, pero el presidente del Gobierno y candidato de nuevo al cargo, Pedro Sánchez, anunció ya el año pasado que renunciaba a esta propuesta al entender que el Valle de los Caídos nunca podría ser un lugar de reconciliación. «Tiene que ser un lugar de reposo, un cementerio civil para las víctimas de la contienda y el franquismo», añadió entonces Sánchez.

La propuesta en el programa electoral del PSOE es «modificar» el régimen legal del lugar, «dignificar y homenajear a sus víctimas, explicar el significado del monumento y su construcción».

Los socialistas hacen esta propuesta después de que el Gobierno de Pedro Sánchez haya fijado el 10 de junio como el día en que serán exhumados del Valle de los Caídos e inhumados en el cementerio de El Pardo los restos del dictador Francisco Franco, que ocupan un lugar preeminente en la basílica benedictina. El traslado depende de que el Tribunal Supremo no lo suspenda como consecuencia del recurso en contra planteado por la familia.

DÍA DE LAS VÍCTIMAS

Los socialistas también apuestan en su programa electoral por declarar el día 31 de octubre, fecha en la que se aprobó la Constitución Española de 1978, como día de «recuerdo para todas las víctimas», e incluir en el sistema educativo «el conocimiento de la historia democrática española».

Entre otras medidas, el PSOE quiere «blindar» una dotación en los Presupuestos Generales del Estado para Memoria Histórica, puesto que los socialistas acusan al PP de haber eliminado estas partidas en los Gobiernos de Mariano Rajoy.

También se comprometen a suprimir toda subvención o ayuda pública a las organizaciones que exalten a Franco y a modificar la legislación sobre títulos nobiliarios para «suprimir» aquellos que supongan la exaltación de la Guerra Civil y la dictadura.

REFORMA «INTEGRAL» DE LA LEY DE MEMORIA

De cara a la próxima Legislatura, los socialistas incluyen en su programa electoral la reforma «integral» de la Ley de Memoria Histórica de 2007 para que las actuaciones que prevé sean efectivas «y se cumplan los compromisos de reparación» de las víctimas.

Con respecto a estas, el PSOE mantiene el compromiso de impulsar la búsqueda y exhumación de personas desaparecidas, elaborar un plan global de exhumación de fosas o crear un banco de ADN y un censo nacional de víctimas.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario