El texto llega después de que PSOE y PNV hayan cerrado un acuerdo para que los nacionalistas vascos voten a favor de la investidura de Sánchez

El acuerdo programático que han firmado PSOE y Unidas Podemos desarrolla el pacto que ambas formaciones alcanzaron el pasado 11 de noviembre habla de derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral, promete desarrollar «el Ingreso Mínimo Vital como prestación de Seguridad Social», y en materia de vivienda, se vuelve a hablar de una regulación de los precios del alquiler y zonas tensionadas, como puntos destacados.

El texto incluye una subida de impuestos para los más adinerados, la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral y el desarrollo de un ingreso mínimo vital. El texto recoge buena parte de las medidas que ambos partidos incluyeron en el acuerdo de presupuestos de 2018.

El texto además acabar con la LOMCE, eliminar progresivamente el copago y una serie de medidas enmarcadas en el apartado de «Políticas feministas». Ambas formaciones se comprometen a aplicar en Catalunya el diálogo para abordar «el conflicto político» y a actualizar el sistema autonómico.

Se elevará el IRPF dos puntos para los contribuyentes que tengan rentas superiores a 130.000 euros y cuatro puntos para la parte que exceda de 300.000. El tipo estatal sobre las rentas de capital se incrementará en 4 puntos porcentuales para rentas superiores a 140.000 euros.

Asimismo, se contempla una tributación mínima del 15% en el Impuesto de Sociedades de las grandes corporaciones, que se ampliaría hasta el 18% para las entidades financieras y empresas de hidrocarburos.

Se prevé reformar el también el régimen jurídico y fiscal de las sociedades de inversión del alquiler, las socimis, aplicando un tipo de gravamen del 15% sobre los beneficios no distribuidos.

El texto llega después de que PSOE y PNV hayan cerrado un acuerdo para que los nacionalistas vascos voten a favor de la investidura de Sánchez