El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha pedido este sábado que no cuenten con el Gobierno valenciano para hacer confrontación respecto al trasvase Tajo-Segura y ha manifestado que su interés es siempre que los regantes tengan agua “de calidad y permanentemente”.

Puig se ha pronunciado así al ser preguntado por la sentencia del Tribunal Supremo que anula varios artículos del Plan Hidrológico del Tajo porque no fija caudales ecológicos en Aranjuez (Madrid), en Toledo y en Talavera de la Reina (Toledo).

La Generalitat, ha dicho en el balcón del Ayuntamiento de Valencia para presenciar la mascletà, “siempre va a estar al lado de los regantes de la Comunidad Valenciana y especialmente de los de la provincia de Alicante”, y ha afirmado que hacer otra vez “un ejercicio de confrontación” no lleva a ningún sitio.

El Gobierno valenciano “no ha estado en ese espacio de confrontación” y, si otros quieren hacer “partidismo y política” de esta cuestión, que no cuenten con la Generalitat, ha declarado.

Según el dirigente socialista, se está hablando de mejorar una regulación que se hizo en 2015 para ver de qué manera se puede ser más eficaz.

Deja un comentario