Los líderes del PSOE valenciano y aragonés, Ximo Puig y Javier Lambán, respectivamente, han coincidido este sábado en advertir de que sin movilización la derecha «rabiosa» y «desunida» puede ganar los comicios del próximo 26 de mayo.

«O nos movilizamos o ganan ellos. Y al día siguiente puedes estar como yo estaba el lunes o puedes estar jodido», ha exclamado Puig, quien el pasado domingo volvió a llevar al PSOE a la victoria electoral 28 años después en esa comunidad.

Puig, invitado especial en la celebración de la Fiesta de la Rosa de los socialistas aragoneses, ha añadido que «esos» -en referencia a PP y Ciudadanos- saben que la única esperanza que tienen de alcanzar los gobiernos autonómicos y municipales pasa por la extrema derecha.

Lambán, por su parte, ha subrayado que el objetivo de la derecha «rabiosa» y «desunida» es acabar con el PSOE.

Tras los agradecimientos, ha argumentado las razones por las que el electorado del PSOE se debe movilizar de nuevo el 26 de mayo, entre ellas la necesidad de defender el Gobierno de Pedro Sánchez.

En este sentido, ha asegurado que la derecha ve las próximas elecciones como una «revancha» del 28 de abril y que no tiene proyecto político más allá de convertir a las instituciones en «arietes» contra el Ejecutivo central.