Redacción

Cuatro acompañantes silenciosos me conducen hacia una habitación” en un “cómodo” y “anónimo piso de Berlín“, describe la periodista del diario británico ‘The Times’ Sally Williams al narrar su cita para entrevistar al expresidente Puigdemont. Williams visitó al expresidente en Berlín, donde ha fijado su residencia mientras los jueces alemanes estudian su entrega a España, que lo reclama por delitos de rebelión y malversación de fondos públicos.

En el peor caso, seré extraditado a España. Eso significa que mi futuro estará claro: décadas en la cárcel. Si no, probablemente pasaré muchos años en el exilio”, dijo Puigdemont en la entrevista, aunque indica que no quiere “hacer ninguna concesión a la tristeza” y que está “tratando esta situación como provisional”.
Puigdemont sostiene que el referéndum sobre la independencia de Escocia que se celebró en septiembre de 2014 “demostró que era posible en Europa el derecho a la autodeterminación” y que su objetivo era “hacer lo que hicieron los británicos y los escoceses“.

No soy un fugitivo. No estoy viviendo una vida clandestina. Soy un presidente. Tengo que reunirme con gente, actuar, no vivir en la oscuridad“, afirma.

El artículo señala que su rutina consiste en salir a “tomar un café o a comer” durante el día, si bien la mayor parte del tiempo “se queda en su apartamento y trabaja“.

No poder besar a mis hijas cada noche, explicarles cuentos… Es imposible acostumbrarse a esta situación. Están asustadas. Lo puedo ver en sus ojos“, agregó el expresidente a la revista británica.

Deja un comentario