Durante su discurso en la asamblea general ordinaria que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha celebrado este domingo en Tarragona, Puigdemont ha dicho que el logro del 1 de octubre «no es solo la conquista del derecho a la autodeterminación» sino la manera cómo se hizo, que ha tildado de éxito colectivo.

Ha agradecido el papel de la ANC, ha añadido que «el 1 de octubre es la base sobre la que construir un país», y ha insistido en recordar el referéndum para marcar los próximos pasos del independentismo.

«El Estado español tiene una única prioridad: hacer que los catalanes renunciemos a lo que pasó en octubre de 2017», ha reiterado, y ha repetido que no hay que rendirse.

PONSATÍ, ROVIRA Y COMÍN

En el acto también ha intervenido la exconsellera de Enseñanza Clara Ponsatí, que ha pedido a la auditorio que se prepare «para que la desobediencia civil sea estratégica».

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha criticado en un vídeo su situación jurídica: «Combatamos esta represión que nos quiere callados, que nos quiere parados, que nos quiere divididos. Nosotros hemos decidido de pie».

En su discurso, Rovira ha insistido en la unidad independentista y ha pedido «legitimar una vez más» su causa en las próximas elecciones.

El exconseller de Salut Toni Comín ha opinado también en un vídeo que el 1 de octubre cerró una etapa del independentismo en que la ANC era el actor clave, y cree que ahora ese rol lo ocupa el Consell per la República.

Fuente