Eldiario.es


El presidente de Rusia, Vladímir Putin, encargó hoy al ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, viajar al puerto de Severomorsk y garantizar en el lugar de los hechos una investigación exhaustiva de las causas del incendio a bordo de un submarino de investigación que costó la vida a 14 submarinistas.

«Le pido viajar a Severomorsk (en el noroeste de Rusia) para escuchar personalmente los informes y garantizar que la comisión establezca las causas de esta tragedia», indicó el mandatario, citado por la agencia rusa Tass.

Putin solicitó a Shoigú ante las cámaras de televisión informarle personalmente de los resultados de su visita.

Además, el jefe de Estado expresó sus más profundas condolencias a los familiares de las víctimas.

«Hay que hacer todo lo necesario para ofrecerles ayuda y apoyo», añadió.

Los marineros rusos murieron a consecuencia de un incendio en un submarino de investigación, según informó este martes el Ministerio de Defensa.

En la actualidad el aparato accidentado se encuentra en la base naval rusa de Severomorsk, en el mar de Barents.

Según varios medios rusos, el submarino accidentado es el sumergible nuclear AS-12, conocido también por el nombre de «Losharik», capaz de descender a profundidades de hasta 6.000 metros.

El canal de Telegram Baza señaló a su vez que el accidente ha dejado también varios heridos, que se encuentran ahora en un hospital de la Marina rusa en Severomorsk.

En 2008, en otro accidente de un submarino nuclear ruso murieron 20 personas y otras 21 resultaron heridas.

A la vez, el accidente en submarinos más grave en la historia de este país tuvo lugar en el año 2000, cuando a causa de un incendio en el sumergible «Kursk» murieron sus 118 tripulantes.

Ver en Eldiario.es