Con un incremento significativo en el número de inversionistas que apuestan su dinero en las criptomonedas anualmente, cada vez son más las alternativas que surgen en el mercado para sacar provecho a los cambios que se experimentan de manera periódica. Ya no se trataría solo de comprar y vender, sino de mucho más.

Con la noticia del inicio de operaciones del primer ETF de criptomonedas en Estados Unidos, muchos se han comenzado a preguntar qué son estos instrumentos de inversión, cómo estarían siendo adaptados al mercado de las criptomonedas, y qué beneficios pueden traerle a los inversionistas. Esto es lo que debes saber:

¿Qué es ETF?

Los fondos cotizados, también conocidos como Exchange-Traded Fund (ETF), es un cúmulo diversificado de activos financieros que cotiza en la bolsa de valores como lo haría una acción tradicional. Se trata de un producto financiero más económico y mucho más fácil de «medir» que otro tipo de instrumentos.

Esto se debe a que no se invierte directamente en un puñado de acciones, disminuyendo la complejidad de armar un portafolio diversificado y minimizando las comisiones, todo al tiempo que no siguen horarios específicos y que es posible acceder a ellos desde casi cualquier parte del mundo.

Aunque para muchos esto pueda sonar a inversión en derivados, lo cierto es que los ETF serían diferentes a otros tipos de productos como pueden serlo los contratos por diferencia, principalmente utilizados en plataformas de inversión automatizada como Bitcoin Profit. Solicitar acceso a Bitcoin Profit requiere de una inversión inicial, y luego el bot de inversión se encarga de negociar basado en el pago de las variaciones, y no del activo.

El nuevo ETF en Estados Unidos

Si bien el concepto de las ETF es antiguo, lo cierto es que recientemente volvió a la palestra pública gracias al anuncio de la creación de 2 ETF en Estados Unidos: ProShares Bitcoin Strategy (BITO) y el Valkyrie Bitcoin Fund (BTFD). Se trata de los primeros fondos cotizados en criptomonedas en el país norteamericano.

Este tipo de fondos ya existen en países como Canadá y Brasil, sin embargo, los nuevos ETF serían una señal para indicarle a los actores del mercado que la economía estadounidense está preparada para incentivar el uso de criptomonedas.

No todo son noticias positivas para los entusiastas de las criptomonedas ya que, desde su lanzamiento al mercado, los ETF ha registrado varios días de números negativos, costándole millones de dólares a los grandes inversionistas, a la vez que arrastra consigo el precio de las criptomonedas. Aunque probablemente se vea una mejora en los próximos meses, el desempeño ha sido menos que estelar.

¿Qué ejemplos existen?

Como lo mencionamos, al igual que los ETF estadounidenses, existen algunos otros en otros países.

Varios ejemplos de esto incluyen a Purpose Bitcoin ETF (BTCC), Evolve Bitcoin ETF (EBIT) y Cryptocurrencies ETF (ETC), los 3 creados de la mano de distintas empresas y organizaciones, y lanzados por la Bolsa de Toronto (TSX).

Por su parte, tanto el Nasdaq Crypto Index ETF (HASH11) como el Hashdex Nasdaq Bitcoin Reference Price ETF (BITH11), son opciones de inversión creadas en Brasil como consecuencia del crecimiento del mercado de las criptomonedas en el país sudamericano.

Aunque varios de estos no han tenido los mejores rendimientos, sí serían opciones modernas para quienes buscan activos financieros alternativos.

Los ETF son productos de inversión complejos, diseñados no solo para traer beneficios a los inversionistas sino también para dinamizar el mercado de las criptomonedas. Aunque estas se alejen cada vez más del concepto de “monedas”, lo cierto es que se estarían convirtiendo en un activo de inversión cada vez más atractivo.

DEJA UNA RESPUESTA