En el oficio de la carpintería, se elaboran piezas tanto decorativas como funcionales. Es importante contar con máquinas que faciliten esta labor. En esta oportunidad, te enseñamos la utilidad y los tipos de ingletadoras que pueden resultar de gran utilidad a la hora de realizar una gran variedad de trabajos manuales.

¿Qué es una ingletadora?

La ingletadora, es una herramienta (sierra) que tiene la capacidad de realizar cortes angulares con la mayor precisión posible. Estos ángulos, varían según la necesidad de cada usuario, quien se encarga de ajustar las guías de corte que posee la ingletadora. De esta manera, se agiliza el trabajo, mejorando la calidad del mismo.

Cabe destacar, que la funcionalidad de esta herramienta es muy completa, ya que no solo trabaja con madera, también sirve para trabajar metales blandos e incluso plástico. Sin embargo, es mayormente empleada por los carpinteros, quienes prefieren que sus trabajos tengan los acabados más prolijos.

Principales usos de la ingletadora

Debes saber, que esta máquina permite la realización de cortes muy variados, siendo su principal tarea brindar la mayor calidad en todo tipo de acabados. Algunos de los elementos que más suelen requerir este tipo de exigencia son: 

  • Marcos fotográficos.
  • Rodapiés o zócalos.
  • Suelos de madera.
  • Molduras decorativas.
  • Piezas decorativas en madera.

En consecuencia, cualquier trabajo que se ejecute debe ser tratado con el mayor detalle posible. El uso de una buena ingletadora, hace que esto sea una opción bastante viable, pues concede al usuario una calidad inigualable en cada una de sus piezas.

Tipos de ingletadoras

En el mercado actual, se manejan diversos tipos de ingletadoras. Estas, las puedes encontrar tanto manuales como eléctricas. Las manuales, se emplean mayormente para trabajos sencillo, mientras que las eléctricas, se utilizan para trabajos de mayor magnitud y detalle.

En el siguiente apartado, te ofreceremos de manera detallada, mayor información referente a los tipos de ingletadoras más solicitadas:

1. Ingletadora manual

Es la ingletadora mayormente empleada para realizar trabajos de bricolaje y artesanía, siendo ideal para aquellas personas que prefieren realizar tareas de carpintería básica en sus hogares. Esta herramienta tiene un sistema que permite asegurar las piezas al ser cortadas. Además, su peso es ligero, lo cual resulta más cómodo si se requiere transportarla. 

2. Ingletadora básica

Se trata de una ingletadora del tipo estándar, siendo una de las más solicitadas por su sencillez a la hora de trabajarla, pues cuenta con un ángulo de inclinación de 45 grados. Debes saber, que su cuchilla de acero giratoria solo permite trabajar en la parte inferior de la misma.

3. Ingletadora con mesa

Este modelo es eléctrico y como su nombre lo indica, cuenta con una mesa que brinda un soporte estable. También, posee una cuchilla giratoria que tiene un mayor nivel de precisión. A diferencia del modelo básico, este modelo ofrece la ventaja de trabajar no solo en la parte inferior sino en la superior también.

Asimismo, su mesa puede ajustarse según la preferencia de cada usuario, permitiendo que se alcance la profundidad deseada al momento de realizar los cortes.

4. Ingletadora telescópica

Su principal característica es que se puede trabajar con ángulos de más de 45º, lo cual resulta ideal para muchos usuarios. Además, la ingletadora telescópica confiere cortes más profundos y es capaz de trabajar con materiales de mayores dimensiones.  Asimismo, cuenta con un dispositivo láser que se emplea como guía.

5. Ingletadora con mesa telescópica

Esta es muy similar al modelo anterior, la diferencia reside en que es mucho más versátil a la hora de trabajar. Caracterizándose por el hecho de que el corte de la parte inferior abarca una mayor amplitud, y la base de la mesa garantiza una excelente precisión al cortar.

Como podemos ver, las ingletadoras resultan imprescindibles tanto para carpinteros expertos en el oficio, como para personas aficionadas. Todo va a depender, de elegir la opción que más se adecúe al tipo de trabajo que planees realizar.