sábado, octubre 1, 2022
Quién está detrás de Maxam, la empresa de explosivos señalada por Zelenski

Quién está detrás de Maxam, la empresa de explosivos señalada por Zelenski

El Gobierno de Putin obliga a mantener la actividad de Maxam y le prohíbe cualquier repatriación de capitales

Durante su intervención frente a los congresistas españoles, el presidente ucraniano Volodímir Zelenski ha puesto el foco sobre varias empresas españolas que, en su opinión, colaboran activamente con Rusia. Entre ellas se encuentran Porcelanosa, Sercobe y Maxam, que precisamente se dedica a la fabricación y comercialización de explosivos.

Tanto Porcelanosa, empresa dedicada a la fabricación y comercialización de pavimentos y cerámicas, como la Asociación Nacional de Fabricantes de Bienes de Equipo (Sercobe), han desmentido que en la actualidad tengan actividad comercial en Rusia, algo que no ha hecho Maxam.

El presidente del grupo Porcelanosa, Héctor Colonques, y la consejera delegada, María José Soriano, han asegurado que toda su actividad comercial con Rusia cesó tan pronto comenzó la invasión rusa en Ucrania y que no han iniciado ningún proceso de venta nuevo con este país.

Desde Sercobe, también han desmentido rotundamente que la asociación esté haciendo cualquier tipo de negocio de ningún tipo con empresas u organismos rusos desde que las sanciones internacionales han sido puestas en marcha por la comunidad internacional.

Quién está detrás de Maxam, la empresa de explosivos señalada por Zelenski / Imagen: BC
Quién está detrás de Maxam, la empresa de explosivos señalada por Zelenski / Imagen: BC

A pesar de que Porcelanosa y Sercobe ya habían aclarado el martes por la tarde su situación actual, el Gobierno las convocó para saber con detalles qué fabricas tenían en Moscú y cuál era su estado en estos momentos. Fuentes gubernamentales están haciendo averiguaciones respecto a Maxam por si hubiera autorizaciones de Defensa para la venta de armamento a Rusia.

Vargas, presidente y consejero delegado de Maxam, explicó que, mientras Occidente imponía sanciones a las empresas y empresarios rusos con intereses en Europa, Rusia ha hecho lo mismo con las compañías que tienen presencia en su territorio. En su caso, el Gobierno de Putin le obliga a mantener la actividad de las fábricas y les prohíbe cualquier repatriación de capitales, así como de disponer de las acciones.

La empresa recibió hace unas semanas un burofax del Ministerio de Industria ruso en el que se les advertía de sanciones adicionales si no continuaban fabricando productos después de tener que realizar una parada técnica por falta de mercancía. En consecuencia, Maxam y el resto de sociedades españolas o extranjeras con factorías en Rusia están obligadas a seguir funcionando, pero no pueden disponer del dinero que ganan, ni tampoco de la propiedad.

En Rusia, Maxam tiene cuatro filiales dedicadas a la fabricación de explosivos para minería con un patrimonio de unos 23 millones. El grupo provee soluciones de voladura para minería, canteras y obra civil; cartuchos y pólvoras para caza y tiro deportivo; productos y sistemas para el sector de defensa y seguridad, y producción de materias primas clave en la actividad nitro química. Su división más importante es la de explosivos para minas y obras, con más de un 60% de sus ingresos.

Ex altos cargos, socios offshore y un gurú de Vox

La filial de armamento de esta empresa, Expal Systems SA, antigua Explosivos Alaveses, ha reclutado a varios ex altos cargos del Ministerio de Defensa y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y en su consejo de administración se encuentra el ex dirigente de la FAES de José María Aznar y uno de los gurús de Vox, Rafael Bardají. Varios administradores del grupo y el gran responsable de su expansión en las últimas décadas tienen hilo directo con Juan Carlos I.

Tal y como recoge elDiario.es, en 2019 ficharon por Expal Bajardí y el exdirector del CNI y exembajador en EEUU, Jorge Dezcallar, quien fue consejero de Maxam y cesó de ese puesto en octubre de 2020. Quien sí continúa como administrador es Bajardí.

Su presidente desde 2020 es el almirante retirado José Luis Urcelay Verdugo, que hasta agosto de 2019 fue segundo jefe del Estado Mayor de la Armada y que sustituyó en la presidencia de Expal a otro ex almirante, Francisco Torrente, ex jefe del Estado Mayor de la Armada y una persona muy cercana al rey emérito.

El primer ejecutivo de Expal es José Manuel Fernández Bosch, alto directivo de Aena cuando ocupaba la presidencia el actual presidente ejecutivo de Maxam, José Manuel Vargas. El presidente de honor de Maxam es José Fernando Sánchez-Junco Mans, que la dirigió durante más de 20 años y todavía preside su fundación. También está considera está considerado cercano a la Casa Real (ex patrono de la fundación Princesa de Asturias y su hermano Javier Sánchez-Junco es el abogado contratado por Juan Carlos I para las causas judiciales abiertas por sus escándalos).

De Expal también fue consejero el jurista José Manuel Romero Moreno, otra persona muy cercana al rey emérito, ya que fue su abogado personal durante 20 años. En esa filial fue vocal entre 2006 y 2013 Jesús del Olmo Pastor, ex director adjunto en el CESID, lo que hoy es el CNI, en la última etapa de Felipe González.

Maxam vinculada al mundo del capital riesgo

Del consejo de Maxam, que lleva años vinculada al mundo del capital riesgo, también formó parte hasta 2019 Jaime Carvajal Urquijo, compañero de habitación de Juan Carlos I en su etapa estudiantil. Desde 2020 su máximo accionista es el fondo estadounidense Rhône Capital con el 71% del capital; otro 17,5% estaría en manos de tres ‘family offices’ (Euro Park, Mecamur y Opera Holding) y de una serie de coinversores, y otro 11,5% lo ostentarían 162 empleados, directivos y exdirectivos de la empresa.

La investigación periodística OpenLux sobre los chiringuitos fiscales en Luxemburgo, advirtió a principios de 2021 de que la única información disponible sobre los propietarios de Prill Holdings correspondía a “dos empresas registradas en las Islas Caimán”, un paraíso fiscal, “vinculadas a una compañía de capital privado estadounidense, Rhone Capital, pero se sabe poco más sobre ellos”.

Rhône compró el paquete que tenía en Maxam el fondo estadounidense Advent, que había adquirido en 2011 las participaciones de las firmas españolas de capital riesgo Vista Capital (private equity de Banco Santander) y Portobello (antigua Ibersuizas). Advent llegó a plantearse la salida a Bolsa del grupo, pero la operación se vio truncada por el escándalo de Defex de corrupción y comisiones millonarias. La empresa semipública dedicada a la exportación de armas tenía a Maxam como el primer accionista privado. Defex fue disuelta tras el escándalo.

De esta empresa semipública fue vicepresidente el propio Sánchez-Junco y en su consejo de administración se sentaban, entre otros, Francisco Torrente en representación de Expal.

A la fundación Maxam están o han estado vinculados, entre otros, Sánchez-Junco y Francisco Torrente, además del conde de Fontao. En la web del Registro de Fundaciones del Ministerio de Justicia también aparece como apoderado José Luis López-Sors González, el ex director general de la Marina Mercante que dio la orden de alejar el petrolero Prestige el 13 de noviembre de 2002. Su hermano, Rafael López-Sors, ya fallecido, aparece todavía como apoderado en ese registro.

DEJA UNA RESPUESTA