El Gobierno ha remitido a Bruselas el borrador del plan presupuestario con el que pretende aprobar unas cuentas públicas para el año que viene con una reducción del gasto público que decrecerá 0,3 puntos de PIB.

El documento recoge el escenario macroeconómico 2018-2019, avalado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que sirve de base al Plan presupuestario. La previsión de déficit que se incluye para el año próximo es un 1,8% del PIB, aunque esta senda no está aprobada por el Parlamento, y la previsión es presentar unos presupuestos constreñidos al 1,3% del PIB, que es la cifra actualmente validada.

Estas cifras cuadran, en parte, al elevar la presión fiscal en España en seis décimas el próximo año con la subida de impuestos y la creación de nuevas figuras impositivas, pasando del 34,93% al 35,54%. El Gobierno señala en el borrador del plan presupuestario que «se ha anunciado un conjunto de medidas tributarias, cuyo impacto estructural conjunto se estima en 5.678 millones de euros«. ¿Quiénes se ven afectados por esta medida?

  • Con el Impuesto sobre Sociedades se espera recaudar 1.515 millones de euros adicionales.
  • Los nuevos impuestos, sobre Transacciones Financieras y sobre Determinados Servicios Digitales, recaudará 2.050 millones de euros.
  • El incremento del IRPF para las rentas altas, 328 millones en el 2019 y 332 en el 2020
  • Las medidas relativas al IVA y a los Impuestos Especiales por motivos medioambientales: 617,9 millones.
  • El incremento del Impuesto de Patrimonio tiene un impacto esperado de 339 millones y las medidas de lucha contra el fraude, un impacto estimado de 828 millones adicionales en 2019.
  • El aumento de las cotizaciones sociales derivado de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros en 2019: 1.500 millones de euros

 

DEJA UNA RESPUESTA