El ministro de Comercio del Reino Unido, Liam Fox, y el consejero federal suizo Guy Parmelin suscribieron hoy en Berna un acuerdo bilateral de comercio con el que Londres se asegura el mantenimiento de los lazos económicos con el país centroeuropeo tras su salida de la UE (“brexit”) el 29 de marzo.

El objetivo del acuerdo es “sentar las bases para una buena relación económica y comercial entre los dos socios una vez que el Reino Unido abandone la UE”, destacó en un comunicado el Gobierno federal suizo.

Para la parte británica el pacto “ayudará a mantener puestos de trabajo en el Reino Unido pero además contribuirá a construir una base aún más solida con Suiza en el momento en que dejamos la UE”, destacó Fox en un comunicado.

La base del acuerdo son los tratados comerciales que Suiza tiene también con la Unión Europea para la reducción o eliminación de obstáculos en el intercambio bilateral, como el acuerdo de libre comercio de 1972, o el pacto agrícola de 1999, señaló la nota oficial del Gobierno suizo.

El acuerdo entrará en vigor cuando se formalice la salida británica de la UE, lo que podría ser el 29 de marzo si se produce un “‘brexit’ duro” (sin fase de transición) o más adelante si Londres y Bruselas finalmente acuerdan una retirada progresiva.

Para Suiza el Reino Unido es su sexto mayor mercado de exportación (10.050 millones de euros en 2017) y el octavo de importación (5.200 millones de euros).

En cuanto a la Unión Europea, tiene en Suiza a su quinto socio comercial, sólo tras EEUU, China, Hong Kong y los Emiratos Árabes Unidos, según cifras oficiales suizas.

Aunque la forma de salida de la UE sigue estando rodeada de incertidumbre para el Gobierno británico, envuelto en una grave crisis interna por ello, Londres sigue sus contactos con socios fuera de la UE para mantener sus lazos tras el “brexit”, y ha firmado similares tratados con Israel, Australia o Nueva Zelanda.

Deja un comentario