Italia, con un incremento incesante de contagios, se ha convertido de nuevo en el epicentro de la pandemia en Europa. Este motivo ha hecho que el director de Radio María atribuya este aumento de casos a una conspiración de Satanás.

Livio Fanzaga ha asegurado que el coronavirus es un proyecto de Satanás que a través de las mentes criminales prepara un golpe médico o mediático.

Además ha añadido que el coronavirus es «un proyecto criminal de las élites mundiales con la complicidad de los estados para convertirnos en zombies».

El director de la emisora católica ha concluido con la creencia de un proyecto destinado a debilitar a la humanidad, ponerla de rodillas, con el fin de establecer una dictadura sanitaria y cibernética.

El director de Radio María: “El coronavirus es una conspiración de Satanás y las élites para convertirnos en zombies”
El director de Radio María: “El coronavirus es una conspiración de Satanás y las élites para convertirnos en zombies”

Otras teorías conspirativas además de las del director de Radio María

Según El Español, la pandemia de coronavirus ha inspirado todo tipo de teorías conspirativas y fake news que se difunden rápidamente gracias a internet y a las redes sociales. La falta de información, el miedo o la incertidumbre han hecho que muchos hayan optado por sacar o inventar sus propias conclusiones.

En Wuhan se ubica un laboratorio de virología dedicado a estudiar la evolución de los coronavirus en murciélagos, de ahí que se asociase la aparición del nuevo virus con la inauguración del nuevo laboratorio.

El mandatario estadounidense Donald Trump aseguró que hay pruebas de que el virus se originó en un laboratorio de Wuhan y acusó al Gobierno chino de haber ocultado información sobre el virus creando una pandemia mundial.

Pero el país asiático no se quedó callado y acusó a los soldados del ejército estadounidense de importar el virus a su territorio durante los Juegos Mundiales Militares 2019, que tuvieron lugar en Wuhan.

Trump también se unió a la teoría de que China creó el covid-19 como arma biológica y que pretende tomar la delantera económica perjudicando a las primeras potencias mundiales.

Otra de las teorías asegura que Bill Gates pretendía incorporar microchips en las vacunas contra la covid-19 que estaba fabricando en diferentes laboratorios que había contratado para así poder controlar el mundo gracias al 5G.

Otros aseguran que las redes 5G son las causantes de la enfermedad y afirman que las ondas electromagnéticas del 5G además de provocar un descenso de las defensas humanas ayudan a propagar el virus.

También hay quien tacha a las compañías farmacéuticas como culpables de la pandemia ya que se enriquecen a base de crear enfermedades para luego crear vacunas y remedios para curarse.

Y por último, no puede faltar quien afirma que el coronavirus no existe o que es la gran mentira de los Gobiernos, una teoría respaldada por el cantante Miguel Bosé.

A este famoso y las teorías conspiratorias se han unido otros como Enrique Bunbury, Kase O., Pelayo Díaz, Madonna, Woody Harrelson o Novak Djokovic.

El exvocalista de Héroes del Silencio, Enrique Bunbury, mostró su apoyo a una campaña contra Bill Gates y su supuesta intención de dominar el mundo.

El rapero Kase O. afirmó que el autismo es una reacción alérgica a las vacunas, comentarios por los que acabó pidiendo perdón.

El diseñador Pelayo Díaz señaló que las declaraciones de Miguel Bosé no eran tan descabelladas porque nos tienen controlados desde hace mucho.

Por su parte, Madonna aseguraba que ya existía una vacuna para el virus pero que estaba escondida y publicó un vídeo donde llamaba al coronavirus «el gran ecualizador».

El actor Woody Harrelson vinculó el coronavirus con las redes 5G, la actriz Evangeline Lilly aseguró que el confinamiento era una forma de privar a la población de sus libertades y el tenista Novak Djokovic es reacio a las vacunas a pesar de haber dado positivo en coronavirus.