Eldiario.es


Rahul Gandhi, el delfín de la dinastía india Nerhu-Gandhi, ratificó hoy su renuncia a la presidencia del histórico Partido del Congreso, después de perder de manera estrepitosa las últimas elecciones generales de mayo frente al primer ministro, Narendra Modi, lo que deja al emblemático partido indio a la deriva.

«Como presidente del Partido del Congreso, soy responsable por la pérdida de las elecciones de 2019. La rendición de cuentas es crucial para el crecimiento de nuestro partido. Esta es la razón por la que he renunciado», explicó en una extensa carta el líder opositor.

Hijo, nieto y bisnieto de gobernantes indios, Gandhi abandona el liderazgo de la formación después de una de las peores derrotas de la historia del partido en la que consiguió solo 52 escaños frente a los 303 del BJP, de Modi.

El Congreso, que ha gobernado la India durante más años que ninguna otra formación, ha tenido que hacer frente además a la derrota del propio Gandhi, en Amethi, una de las circunscripciones baluarte de la dinastía Nerhu-Gandhi.

«Reconstruir el partido requiere de duras decisiones y muchas personas han tenido que rendir cuentas por el fracaso de las elecciones de 2019», continuó el nieto de Indira Gandhi en su misiva.

Gandhi ya había anunciado su dimisión a finales de mayo, pocos días después de conocer el resultado de las generales; sin embargo, los miembros del partido la habían rechazo, lo que ha mantenido a la formación sin liderazgo claro durante más de un mes.

Sin un plan para la sucesión, el liderazgo del partido podría recaer en manos de alguien fuera de la familia Nerhu-Gandhi, después de que el propio Rahul insistiera en no involucrar en esta carrera por el trono del Congreso a su carismática hermana Priyanka, dos años menor y que saltó a la política en los últimos comicios.

«Algunos compañeros han sugerido que nomine al próximo presidente del Congreso. Aunque esto sea importante para el nuevo liderazgo del partido, no sería correcto que escogiera a una persona», continuó el político de 48 años.

«Nací como un militante del Congreso, este partido ha estado siempre en mis venas, y será siempre así», concluyó.

Fundado en el año 1885, el Partido del Congreso aglutinó la lucha por la independencia contra el Imperio Británico, obtenida en 1947, y ha gobernado el país durante cinco de las siete décadas transcurridas desde entonces.

La dinastía Nerhu-Gandhi, que ha dirigido la formación por décadas, comenzó con el primer jefe de Gobierno de la India independiente, Jawaharlal Nehru, y siguió con su hija, Indira Nehru, que cambió su apellido tras su matrimonio con Feroz Gandhi, sin vínculo alguno con el líder pacifista mahatma Gandhi.

Tras la muerte de Indira Gandhi a manos de sus guardaespaldas en 1984, tomó el relevo su hijo Rajiv Gandhi, padre de Rahul, que sería asesinado años después durante un mitin político, lo que empujaría luego a su esposa, la italiana Sonia Gandhi, a presidir el partido.

La negativa de Rahul Gandhi a seguir el camino de sus antepasados al frente de la emblemática formación deja al partido sumido en una gran incertidumbre, lo que podría desencadenar una lucha de poder por su liderazgo, aunque pocos descartan que en un futuro próximo otro Nehru-Gandhi acuda al rescate del partido que llevan en su ADN.

Ver en Eldiario.es