Redacción

Mariano Rajoy ha admitido este miércoles que no le gustó recibir la noticia de la detención del exministro Eduardo Zaplana, arrestado por los presuntos delitos de capitales, malversación y prevaricación y ha añadido que habrá que esperar a ver qué determina la Justicia.

La Fiscalía Anticorrupción y la Guardia Civil rastrean el cobro de unos diez millones de euros en comisiones ilegales recibidas por la adjudicación de contratos públicos relativos a la concesión de las ITV y el plan eólico, durante la etapa de Eduardo Zaplana al frente de la Generalitat Valenciana.

Esta es una de las noticias que no me hubiera gustado que se hubiera producido“, ha comentado Rajoy en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. “Esperemos a ver qué dice el propio Zaplana y lo que dice la Justicia. A partir de ahí, tendremos una visión más ajustada. Yo no me atrevo a emitir juicios sin tener datos, argumentos, pruebas o razones“, ha señalado el Presidente.

Rajoy ha recordado que coincidió con Zaplana en el Gobierno. El político Valenciano fue ministro de Trabajo en el segundo Gobierno de José María Aznar, del que Rajoy fue vicepresidente y ejerció como portavoz del Grupo Popular cuando Rajoy ya era presidente del partido.

Cuando se le ha preguntado si considera que el presidente de honor del PP, José María Aznar, debería dar alguna explicación tras la detención de su exministro, el presidente del Gobierno se ha limitado a contestar que no tenía “mucho más que añadir“.

Deja un comentario