El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recalcado este viernes en su reaparición en un acto de partido que no hay otra alternativa a un Ejecutivo encabezado por Pedro Sánchez que el PP que ahora dirige Pablo Casado, a quien ha apoyado públicamente y para quien ha pedido el voto.

Rajoy ha planteado a las mil personas que han abarrotado el salón de actos de Afundación en Pontevedra, hablando «en serio», si alguien se cree» que hay una alternativa al PSOE y a las formaciones que apoyaron la moción de censura en su contra diferente al PP.

De la misma manera que ha preguntado a los presentes si «alguien se cree que algunos que circulan por ahí van a ser presidente del Gobierno dentro de un mes», y ha contestado que no, porque «el único» que puede desalojar a Sánchez de la Moncloa es Pablo Casado.

Rajoy ha reconocido que las del 28-A son «las elecciones más abiertas en años» y ha reparado en que «hay muchísimas personas que hoy no tienen claro qué van a hacer» ese día.

Ha recomendado «no hacer mucho caso de lo que se dice por ahí» y ha recordado que en las dos últimas generales «los gurús y los pitonisos» vaticinaban un empate, y ha rematado: «Ahora vamos a desempatar y a ganar las elecciones».