Casi un mes ha transcurrido desde que Netflix lanzó al público su documental en tres episodios, titulado «Las últimas horas de Mario Biondo». Este impactante documental aborda el repentino fallecimiento del camarógrafo italiano Mario Biondo, presentando relatos de sus seres queridos y amigos cercanos. Sin embargo, una notable ausencia en la producción es la presencia de quien en ese momento era su esposa, Raquel Sánchez Silva.

Finalmente, la presentadora ha decidido poner fin al silencio y aclarar cualquier insinuación sobre su participación en la elaboración del documental. A través de un comunicado emitido por su bufete de abogados y divulgado por el diario «El Periódico», Silva ha rechazado su vinculación con el proyecto y ha negado tener algún tipo de interés en él.

El comunicado, emitido por el bufete de abogados ONTIER España, que representa los intereses de Raquel Sánchez Silva, comienza enfatizando: «Con motivo del estreno el pasado 3 de agosto de la serie ‘Las últimas horas de Mario Biondo’ en la plataforma de entretenimiento Netflix, y a la vista de las noticias publicadas por algunos medios de comunicación atribuyendo la participación e intervención, directa o indirecta, de Da. Raquel Sánchez Silva en su realización y producción, el Despacho de Abogados ONTIER España, que defiende los intereses de la Sra. Sánchez Silva, informa de lo siguiente».

Raquel Sánchez Silva rompe su silencio sobre el documental "Las últimas horas de Biondo"
Raquel Sánchez Silva rompe su silencio sobre el documental «Las últimas horas de Biondo»

«La Sra. Sánchez Silva no ha participado ni intervenido en modo alguno, ya sea directa o indirectamente, en el planteamiento, grabación y producción de la mencionada serie, ni ha facilitado información ni contenido alguno para su elaboración», se afirma en el comunicado categóricamente.

«Ante la propuesta efectuada en su momento por su representante D. Guillermo Gómez Sancha, que representaba a Sánchez Silva, y la plataforma Netflix, la Sra. Sánchez Silva no sólo rechazó cualquier forma de participación y/o intervención en aquella serie», prosigue.

La presentadora, además, «manifestó expresa y reiteradamente, tanto al Sr. Gómez como a los directivos de Netflix, su frontal oposición a la producción y emisión de ninguna serie o programa sobre el fallecimiento del Sr. Biondo, al creer oportuno seguir guardando el respetuoso silencio que desde tan luctuoso suceso ha venido manteniendo».

«Precisamente el conflicto que por la negativa de la Sra. Sánchez Silva a participar en dicha serie se ha generado entre ésta y su representante, el Sr. Gómez Sancha, concluyó con la ruptura, documentada el pasado mes de noviembre de 2022, de la relación profesional que durante muchos años los mismos habían venido manteniendo».

«La Sra. Sánchez Silva, que no ha visto ni tiene intención de ver la citada serie, ha encomendado a este Despacho su visionado y la eventual defensa de sus intereses en relación con su contenido, si a ello hubiera lugar».

El comunicado concluye con la petición expresa de que «se guarde el respeto que Dña. Raquel Sánchez Silva merece, evitando relacionar, y mucho menos atribuir, la grabación, producción y emisión de la tan citada serie a la Sra. Sánchez Silva, dada su absoluta desvinculación con la misma».

En resumen, Raquel Sánchez Silva ha salido a la luz pública para aclarar su falta de participación en el controvertido documental «Las últimas horas de Biondo». A través de un comunicado emitido por su equipo legal, la presentadora ha negado cualquier vínculo con la producción y ha reiterado su posición de mantener el respetuoso silencio que ha mantenido desde el trágico suceso.

DEJA UNA RESPUESTA