El triunfo independentista del 21D ha tenido reacciones inmediatas, un juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ha imputado por rebelión al expresident de la Generalitat Artur Mas, a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, así como al resto de dirigentes del procès.

El juez ha tomado esta decisión después de que la Guardia Civil presentase un informe que señala a Mas, Rovira y al resto de imputados como quienes “diseñaron, orientaron, dirigieron y controlaron la implementación de sus planes para la creación de un estado soberano y quienes movilizaron los recursos humanos y materiales para ello”.

En ese informe relaciona a los integrantes del Comité Estratégico y cuyas reuniones se registraron en la agenda de Josep Jove, secretario general de la Vicepresidencia de Economía y Hacienda y número dos de Junqueras, a quien se intervino también el documento Enfocat, un documento clave para el independentismo que ha revelado las claves internas del movimiento.

Sobre este documento, el informe policial recoge que “si bien podría pensarse que el documento Enfocats refleja únicamente los deseos de grandeza del imaginario independentista es evidente, como se acredita de las múltiples reuniones que se anotaron entre los años 2015 y 2016 en la agenda de Josep Maria Jove Lladó y las comparecencias y actos públicos notoriamente conocidos acaecidos en Cataluña, que los actores independentistas han hecho todo lo necesario para ponerlos en marcha”

El texto pone énfasis en la época de Mas, la celebración del 9-N y la aprobación del “plan ejecutivo, al tiempo que los actores independentistas suscribieron una hoja de ruta unitaria cuyo objetivo era alcanzar la independencia sin supeditar sus decisiones al Estado español y sus instituciones”.

Deja un comentario