Rebelión social contra la campaña de propaganda de Endesa a favor de los parques eólicos Paradela y Serra das Penas

La protesta contra los nuevos proyectos de la eléctrica y su filial Enel Green Power España fructifica en la creación de la plataforma vecinal «Stop eólicos», integrada por personas de diferentes ámbitos de la sociedad civil sensibilizadas con la defensa del medio ambiente con el objetivo de informar sobre los impactos negativos que en la Ribeira Sacra tendrá la instalación de estos proyectos.

Zona de obras de uno de los parques eólicos de Endesa en Paradela / Creative Commons

La plataforma considera «chocante» que Endesa, como empresa más contaminante de España tal como certifican los datos oficiales del Ministerio de Medio Ambiente y el último informe del Observatorio de la Sostenibilidad se proponga «vender» unos proyectos de «energía verde» en la comarca de Paradela «obviando los inasumible simpactos que la instalación de 27 aerogeneradores de gran porte tendrá en el que hasta ahora era uno de los paisajes más privilegiados de Galicia».

Stop Eólicos incide en que «llama todavía más la atención» que la empresa hable de las miles de familias que pueden abastecer estos parques eólicos «cuando esas mismas familias» están pagando la factura eléctrica del Estado, y todo en una tierra como Galicia «excedentaria en cuanto a producción», algo que repercute «en las cuentas de resultados de las grandes corporaciones del sector, pero en absoluto en la población».

Por otra parte, recuerdan que la generación de empleo dependiente de ambos proyectos «tiene un carácter precario y subcontratado» y sólo tendrá vigencia durante la fase de instalación de los parques eólicos dado que «las tareas de mantenimiento apenas requieren mano de obra».

Desde Stop Eólicos, sin embargo, apuntan que pese a la ingente campaña de propaganda que Endesa y su filial Enel Green Power están llevando a cabo en muchos de los principales medios de comunicación, no se está hablando «de cuanto empleo destruirán estos proyectos en sectores tan consolidados como el turístico o el agroganadero» porque en la práctica «la instalación de los aerogeneradores conlleva una serie de infraestructuras de evacuación eléctrica de media y alta tensión que tendrán que atravesar el territorio, quedando este convertido de facto en suelo industrial».

Para la plataforma, estos parques eólicos afectarán a los grandes valores que atesora la comarca como el propio Camino de Santiago o la declaración de la Ribeira Sacra como Patrimonio de la Humanidad en lo que supone «mucho beneficio para unos pocos inversores pero sin embargo un gran perjuicio para una mayoría social».

Stop Eólicos considera urgente la elaboración de un nuevo plan sectorial eólico «que respete los paisajes singulares de Galicia» y un Gobierno de la Xunta «que vele por el interés general de la población, no sólo por el beneficio de las grandes empresas» como se está haciendo desde el PP de Alberto Núñez Feijóo. «Porque las medidas correctoras y compensatorias a menudo autorizadas por la Consellería de medio Ambiente se convierten en papel mojado mientras poco a poco el territorio se desvanece, al igualque el futuro del rural gallego»-concluyen desde la plataforma en su comunicado-.

Deja un comentario