Las tarifas eléctricas vuelven a subir por cuarto mes consecutivo en diciembre. El incremento en los primeros 25 días de diciembre ha sido del 3,2% para el usuario medio, lo que sitúa su recibo en 81,87 euros, nada menos que 10,05 euros por encima de la factura de agosto, cuando se situó en 71,82 euros, según un análisis de FACUA.

 

Con diciembre serán siete los meses en los que habrá subido el recibo en 2017, frente a dos en los que no hubo prácticamente variación y tres en los que se produjeron bajadas. Así, en noviembre la subida para el usuario medio fue del 2,7%, en octubre el 7,2% y en septiembre del 0,4%, después de que en agosto quedase congelado. En julio bajó un 0,8%, en junio subió un 1,2% y en mayo otro 0,8%, después de que en abril no hubiese prácticamente variación mensual. En marzo se produjo una bajada del 6,8% y en febrero otra del 13,3%. En enero subió un 9,4%.

Con las tarifas PVPC del 1 al 25 de este diciembre, el usuario medio (366 kWh de consumo y 4,4 kW de potencia contratada) pagaría 81,87 euros, frente a los 80,23 de diciembre de 2016. La subida interanual representa un 2,0%.

El precio medio del kWh de los primeros 25 días de diciembre ha sido de 17,13 céntimos (13,46 más el 27,19% de impuestos indirectos), lo que representa una subida del 4,2% con respecto a noviembre. A nivel interanual, el incremento representa un 3,4% sobre la tarifa media del kWh de diciembre de 2016. En enero de este año el precio del kWh llegó a situarse en 18,75 céntimos (14,74 más impuestos).

Este está siendo otro invierno especialmente duro para las familias con menos recursos económicos, que un año más se están privando del uso de la calefacción o sufriendo cortes por su falta de capacidad de pago, dada la ausencia de medidas efectivas por parte del Ministerio de Energía para paliar la pobreza energética. El nuevo bono social puesto en marcha por el Ejecutivo es aún peor que el vigente con anterioridad, dado que pueden acogerse a él menos familias y representa descuentos muy inferiores.

Deja un comentario