Redacción | EQUO

El próximo viernes 27 tendrá lugar una votación sobre el futuro de los neonicotinoides, que fueron aprobados en la UE en 2005. Desde entonces, numerosos estudios han incidido en el riesgo que supone para los polinizadores silvestres y las abejas, incluso la propia Agencia Europea de Seguridad Alimentaria lo confirmó en un estudio presentado el pasado mes de febrero.

La propuesta de la Comisión Europea referente a tres de estas sustancias, la clotianidina, el imidacloprid y la tiametoxam, que votarán los países miembro, es aumentar las restricciones al uso de las mismas, aunque no ve motivos para la prohibición total. Por el momento, 4 estados miembro, como Austria o Alemania, apoyarían las restricciones propuestas por la Comisión, 2 han manifestado su oposición. En el caso de España, el diputado de EQUO en el GP UP-ECP-EM, Juantxo López de Uralde, preguntó el pasado 16 de abril por la posición que llevará el Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente a esta votación, sin obtener respuesta.

“El próximo viernes 27 el Gobierno español debe mostrar si de verdad está comprometido con la protección de las abejas y otros polinizadores apoyando la prohibición de los pesticidas neonicotinoides. En esta ocasión no tiene excusa porque la propia EFSA ha reconocido el riesgo que representan tras analizar 1500 estudios científicos” ha declarado  López de Uralde.

La FAO ya afirmó en el informe “UNEP Emerging Issues” publicado en 2010 que el declive de las abejas está ocurriendo en todo el mundo, y que el resto de polinizadores están en la misma situación.

De forma paralela, la Unión Europea está desarrollando una iniciativa para desarrollar una estrategia de intervención transversal para hacer frente al problema de la desaparición de los insectos polinizadores. El pasado 5 de abril se cerró el plazo para responder a la consulta pública lanzada por la Comisión.

A pesar de las preguntas presentadas en el Congreso, el MAGRAMA no ha respondido a ninguna de las preguntas formuladas sobre la posición que defiende España en las votaciones del Comité Permanente de Animales y Plantas, como la que se llevó a cabo sobre el uso del glifosato el pasado mes de noviembre.

En este sentido, López de Uralde ha subrayado que “No es normal que conozcamos la postura de España cuando se han producido las votaciones, el Gobierno debe dar explicaciones con anterioridad y dar la oportunidad de debatir cuestiones tan importantes, que luego son de aplicación para nuestro país”.

Deja un comentario