Un total de 127 mujeres,102 en la Cámara Baja y 25 en el Senado, fueron electas en los últimos comicios electorales de estados Unidos.

Aún así, destaca el Centro de Investigación Pew, que 127 mujeres tan solo representa menos del 25% del total de los miembros.

Al respecto Nancy Pelosi afirmó: “Estoy particularmente orgullosa de ser una mujer presidenta de la Cámara de Representantes de este Congreso, que empieza cuando se celebran 100 años del acceso al voto de las mujeres y cuando más de 100 mujeres estamos en la Cámara Baja”.

También un hecho reseñable es la llegada la entrada de las dos primeras mujeres musulmanas en llegar al ente legislativo norteamericano, Ilhan Omar y Rashida Talib, así como las dos primeras de origen nativo americano, Sharice Davids y Deb Haaland.

Todo esto, expresa un informe del Center for American Women and Politics, es un récord, «nunca antes se habían registrado estas cantidades en un solo año electoral».

Además, destaca el medio Playground, que no solamente se trata de una victoria de las mujeres, sino de la diversidad en general, ya que «se añaden otras victorias de minorias. Por ejemplo, Richie Torres se convirtió en el primer afro latino gay en llegar al congreso. Kim Jackson, sacerdote episcopal y activista contra la discriminación, fue electa para el senado en Georgia, donde será la primera senadora LGBT+. Y en cuanto a mujeres negras Cori Bush, activista líder de Black Lives Matter y quien enfrentó pobreza en el pasado siendo madre soltera, se convirtió en la primera mujer negra en representar a Missouri. En la comunidad LGBT+ musulmana, Mauree Turner fue elegida como representante en Oklahoma».