• Torra no es un presidente electo es un presidente “delegado” y dependiente de Puigdemont
  • Durante toda su legislatura ha sido el presidente sólo de una parte de los catalanes, utilizando las instituciones para alentar el enfrentamiento.
  • Recortes Cero que desde el nombramiento de Torra hemos publicado dos manifiestos pidiendo su dimisión creemos que ha llegado el momento de que abandone el Parlament y la Generalitat y que se pueda abrir un nuevo período en Catalunya

Ayer el Parlament de Catalunya retiró a Torra su acta de diputado acatando la sentencia de la JEC. Ante la exigencia a la Presidencia de la Cámara de que no cumpliera la sentencia; el conjunto de grupos parlamentarios –excepto Junts xCAT– mostraron de forma unánime su oposición, Torra se quedó solo. El rechazo del conjunto de grupos es la expresión de un rechazo mayoritario de la sociedad catalana que desde su nombramiento no ha hecho más que crecer.

Torra no es un presidente electo es un presidente “delegado” y dependiente de Puigdemont. Desde el principio ha despertado el recelo de muchos sectores por su racismo y xenofobia expresada de forma reiterada con declaraciones, escritos y tweets en los que se fomenta el odio entre conciudadanos con expresiones como “el fascismo de los españoles que viven en Catalunya es infinitamente patético, repulsivo y borde”. Torra es lo más contario al catalanismo progresista, que siempre participó, codo con codo, en las luchas comunes con el resto de la sociedad española. Durante toda su legislatura ha sido el presidente sólo de una parte de los catalanes, utilizando las instituciones para alentar el enfrentamiento como ocurrió con su famoso llamamiento a los CDR: “apreteu” y cruzando todos los límites como por ejemplo cuando equiparó a Cataluña con Eslovenia, y a España con los Balcanes.

Recortes Cero que desde el nombramiento de Torra hemos publicado dos manifiestos pidiendo su dimisión creemos que ha llegado el momento de que abandone el Parlament y la Generalitat y que se pueda abrir un nuevo período en Catalunya con un nuevo gobierno, surgido de unas elecciones, que de verdad represente a todos los catalanes, y aborde como tarea urgente la reversión de los recortes y reconstruir entre todos la Cataluña abierta y plural.