Este martes, Día de la Hispanidad, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha acudido al desfile del 12 de octubre con motivo del Día de la Fiesta Nacional, donde ha sido recibido con abucheos y gritos de «¡Fuera Sánchez!» y «¡Sánchez dimisión!». La llegada de Sánchez coincidió en tiempos con la llegada de los Reyes al Paseo de la Castellana que, en contraste, han sido recibidos entre aplausos y vitoreados.

Los militares han vuelto a recorrer el centro de Madrid tras el parón provocado por la pandemia, que el año pasado obligó a sustituir el desfile por une escueto acto en el patio del Palacio Real. Este año, las Fuerzas Armadas han vuelto a desfilar y también se ha recuperado la recepción de los Reyes Don Felipe y Doña Letizia en el Palacio Real, que ha sido más reducida por razones sanitarias. Se ha suprimido el tradicional cóctel y se ha recortado el número de invitados a menos de 200, frente a los casi 1.500 de 2019. El besamanos, saludo protocolario a los Reyes, ha durado poco más de 10 minutos y se ha limitado a un gesto a distancia.

La parada militar ha tenido un formato más reducido, ya que solo han participado 2.656 militares (frente a los 4.200 de 2019), además de 115 vehículos (150 hace dos años) y 68 aeronaves, entre aviones y helicópteros (76 entonces).

La reflexión de Antón Losada sobre los abucheos a Pedro Sánchez en el desfile del 12 de octubre
La reflexión de Antón Losada sobre los abucheos a Pedro Sánchez en el desfile del 12 de octubre

El gesto de empatía y solidaridad de la reina Letizia

En relación a los abucheos del jefe del Ejecutivo, las cámaras de Telecinco han captado un expresivo gesto de la reina Letizia. La reina, que iba hablando con Sánchez, ha mirado fijamente al público y después ha intercambiado un significativo gesto con el presidente del Gobierno. Letizia ha abierto muchos los ojos a la vez que movía el cuello mientras a su lado el jefe del Ejecutivo parecía sonreír resignado. Los usuarios de Twitter han interpretado la mirada de Letizia como un gesto de empatía y solidaridad con el presidente del Gobierno.

Al final del acto, cuando se alejaban los vehículos de escolta de la Casa Real, se han repetido los abucheos e insultos por parte del público a Pedro Sánchez, que han confundido los coches con los del Gobierno.

La reflexión de Antón Losada

El periodista gallego Antón Losada ha querido dar su opinión sobre lo sucedido y ha reflexionado a través de su cuenta de Twitter: «Si un presidente de izquierdas no fuera abucheado el 12-O sería una gran decepción».

Y ha añadido: «Cuando la derecha abuchea es la voz de pueblo. Cuando abuchea la izquierda son violentos antisistema. Te tienes que reír».

DEJA UNA RESPUESTA