El volcán Nevado del Ruiz, cuya erupción devastadora en 1985 desencadenó la peor catástrofe natural en Colombia, con un saldo de más de 23.000 víctimas mortales en Armero, ha presentado en los últimos días una serie de «anomalías térmicas», alcanzando este lunes niveles no vistos en 16 años, según informó el Servicio Geológico Colombiano (SGC).»Hoy, 4 de diciembre, uno de ellos superó el máximo valor detectado desde que este parámetro se monitorea en el volcán (año 2007)», indicó el Servicio Geológico.

El SGC reportó que las diversas plataformas de monitoreo satelital han evidenciado recientemente «anomalías térmicas en el interior del cráter Arenas», manifestando «niveles de energía moderados a bajos». Sin embargo, este lunes se registró un valor que superó el máximo detectado desde que se inició el monitoreo de este parámetro en el volcán en 2007. Además, desde hace meses, se ha observado una tendencia progresiva hacia valores ligeramente más altos.

El SGC destacó que los mayores picos de estas anomalías se presentaron en 2015, cuando hubo una salida de lava en el fondo del cráter; en 2017, asociado con el crecimiento del mismo domo, y en abril de este año, un mes después de que la alerta del volcán cambiara de amarilla a naranja.

Registran una anomalía térmica en el volcán Nevado del Ruiz que provocó en 1985 la mayor tragedia natural de Colombia
Registran una anomalía térmica en el volcán Nevado del Ruiz que provocó en 1985 la mayor tragedia natural de Colombia

A pesar de que estos cambios están dentro del estado de alerta amarilla, el Servicio Geológico advirtió sobre no normalizarlos, enfatizando la importancia de mantener la vigilancia ante cualquier alteración inusual.

El pasado 30 de marzo, el SGC detectó un aumento en la actividad sísmica y la inestabilidad en el cráter, lo que llevó a elevar la alerta de amarilla a naranja, una condición que se mantuvo hasta el 27 de junio, momento en que se redujo al nivel anterior.

Con una altitud de 5.364 metros, el Nevado del Ruiz, ubicado en el centro del país, desencadenó el 13 de noviembre de 1985 una tragedia al provocar una avalancha tras una erupción y deshielo de glaciares que arrasó Armero, donde fallecieron más de 23.000 personas de una población de 25.000 habitantes.

El SGC reiteró la importancia de mantener la calma y estar atento a la información proporcionada por el organismo para seguir la evolución de la actividad del volcán.

DEJA UNA RESPUESTA