La portavoz federal de Izquierda Unida y eurodiputada de Unidas Podemos, Sira Rego, va a formar parte del grupo de trabajo sobre Frontex que ha quedado conformado esta mañana en el Parlamento Europeo en Bruselas. La iniciativa de crear esta comisión parte de una propuesta de la propia Rego, después de los continuos escándalos e investigaciones por vulnerar los derechos fundamentales que han salpicado al director general de la agencia de fronteras de la Unión Europea (UE), Fabrice Leggeri.

“Espero que este grupo de trabajo sirva para poner nombre y apellidos a los responsables de las vulneraciones de los derechos fundamentales que está cometiendo una agencia de la UE en nuestras fronteras. Sabemos que Frontex está fuera de control y ahora lo vamos a demostrar”, explica Rego.

El grupo de trabajo podría empezar a funcionar ya la próxima semana con una reunión con el propio Leggeri y la comisaria de Interior, Ylva Johansson, quien no ha dudado en criticar en público la gestión del francés. Esta comisión está mandatada para fiscalizar todos los aspectos del funcionamiento de Frontex, lo que incluye el respeto a los derechos fundamentales, los casos de acoso denunciados dentro de la agencia, así como su transparencia y gestión económica.

“Trataremos de recabar toda la información posible sobre las investigaciones que están abiertas. Para ello queremos contar con la presencia de responsables de Frontex, la OLAF, la Defensora del Pueblo Europeo, así como de organizaciones humanitarias y periodistas que han denunciado los abusos en los últimos meses”, señala la eurodiputada. Las reuniones serán semanales, “lo que permitirá agilizar la investigación. Cada mes daremos cuenta a la Comisión de Libertades de lo que vayamos encontrando”.

Sira Rego
Rego solicitó hasta en dos ocasiones información sobre los buques de Frontex

Sira Rego planteó una de las denuncias abiertas. Tras solicitar hasta en dos ocasiones información sobre el posicionamiento de unos buques de Frontex que habrían estado envueltos en operaciones de ‘devoluciones en caliente’ en el Egeo, la agencia, primero, se negó a dárselos alegando que contenían información sensible, y después aseguró que no los tenía.

La eurodiputada llevó el caso ante la Defensora del Pueblo, Emily O’Reilly, quien se puso de inmediato en contacto con Frontex. Esta semana, desde la oficina de O’Reilly se ha informado a Rego que Frontex habría solicitado otros 15 días para facilitar la información.

“El 1 de marzo se cumplirá el plazo que se ha dado el propio Frontex para darnos los datos sobre los buques operando en el Egeo. Esa información es muy importante porque podría corroborar las acusaciones sobre las ‘devoluciones en caliente’ en la frontera grecoturca”, advierte la dirigente federal de IU.

“Leggeri -detalla Rego- ha venido dos veces al Parlamento Europeo y nos ha mentido. Hoy, en una entrevista en un medio español, no muestra ni un atisbo de autocrítica y, además, asume que está controlando el primer cuerpo policial europeo. No creemos que esta persona sea apta para ese cargo. Leggeri debe dimitir, como ya hemos dicho, cambiar de nombre no es suficiente, Frontex debe cambiar por completo”.