1000x563_cmsv2_6fda1756-7769-5c5b-b8bc-7

Mickey y Minnie Mouse vuelven a bailar ocho meses después. Este jueves, niños y adultos han podido regresar a Disneyland París, uno de los destinos más populares de Europa, tras su cierre obligado por la pandemia.

Debido a la masificación en el parque temático, las mascarillas son obligatorias, a pesar de que en el resto de Francia, también a partir de este jueves, no es necesario llevarlas en exteriores. Este domingo además finaliza el toque de queda, vigente desde el mes de octubre.

Austria es otro de las países comunitarios que ha anunciado una relajación de las medidas. A partir de julio la mascarilla solo será obligatoria en tiendas y transporte público y, tres semanas después, solo en el transporte público.

Lo anunciaba Sebastian Kurz, canciller del país: «A partir del 1 de julio ya no habrá hora de cierre. La gastronomía por la noche, las bodas y las celebraciones – todo lo que sea diversión, por la tarde y por la noche, volverá´. Se podrá bailar, celebrar, casarse. A partir del 1 de julio, tal y como se ha anunciado, todo esto volverá a ser posible».

Y en Italia, primer país comunitario en sufrir el azote del coronavirus, desde el martes es posible celebrar bodas de nuevo, aunque bajo estrictas medidas de seguridad. Las mascarillas son obligatorias y los participantes deben haber recibido la pauta completa de vacunación 15 días antes o haber dado negativo en un test de antígenos en las 48 horas previas.

Euronews

DEJA UNA RESPUESTA