Renfe ha decidido despedir a un agente de seguridad privada tras la difusión que ha tenido en redes sociales un vídeo en el que se muestra su actitud antes de entrar a trabajar: golpea con su porra una pared, dañándola, y grita expresiones como «¡Estoy a tope!», «¡Por España!» y «Sangreeeee».

En el vídeo se puede ver que varios guardias de seguridad están en unos vestidores. Uno de ellos, un hombre fuerte y vestido con el uniforme de seguridad de Renfe, bebe de un vaso de papel y tras terminar grita «Bieeeeeen, ¡Espartaco! ¡sangreeee!» y con su porra golpea una pared, arrancando pintura y dañando la estructura.

Un compañero le recrimina su actitud diciendo «Cuidado, que esto es de papel», en referencia a la pared. El hombre no le responde, golpea la mesa con la porra y grita de nuevo: «¡Enegía, estoy a tope! ¡Jefe de equipo, estoy a tope… a tope estoy!» 

El vídeo ha sido compartido ampliamente en redes. Un usuario de Twitter ha preguntado a Renfe «¿Podrían explicar estos descerebrados cuidando de la seguridad?», a lo que la cuenta oficial de la empresa ha respondido: «En el momento que hemos tenido conocimiento de estas imágenes, la empresa de seguridad lo ha despedido y al jefe de equipo lo han degradado por no informar de estos hechos tan lamentables».