Renfe ha retirado del servicio a nueve vigilantes de seguridad que este miércoles agredieron a un viajero que iba sin billete en la estación de plaza Catalunya, en Barcelona. Los hechos fueron grabados en vídeo por los pasajeros, y desde la plataforma Es Racismo difundieron las imágenes a través de las redes sociales y calificaron los hechos como «brutalidad racista». 

En las imágenes registradas por usuarios de Renfe puede observarse cómo los vigilantes persiguen, rodean y golpean a un joven racializado con sus porras. Después lo tiran al suelo para detenerlo.

La empresa ferroviaria ha abierto un expediente informativo que, según lo que se determine, puede terminar siendo sancionador, como señalan fuentes de Renfe a eldiario.es. Mientras este expediente se resuelve, Renfe ha expulsado a los nueve trabajadores, que pertenecen a las empresas de seguridad Sureste y Ombuds, que son subcontratadas por el servicio de Cercanías.

A través de un comunicado, Renfe ha asegurado que «nunca tolerará ninguna actitud, manifestación o acción de maltrato hacia las personas». La empresa ya tuvo que hacer frente a una agresión racista por parte de uno de sus vigilantes se seguridad en la estación de Sants el pasado mes de febrero.

DEJA UNA RESPUESTA