La asociación ha señalado en una nota que “tras serles revisados bolsos y mochilas, los cámaras de vídeo y fotógrafos vieron limitada su movilidad por la sala donde se celebró el mitin de Vox, al tiempo que eran advertidos de que si querían hacer uso de los baños irían acompañados en todo momento por miembros del partido”. “Incluso se les señaló que no se podían tomar imágenes del exterior del lugar donde se desarrollaba el encuentro”, ha apuntado.

AREGNA ha condenado “cualquier intento de condicionar la libertad de expresión e información” y ha señalado que “los profesionales de la comunicación presentes en estos actos solo pretenden ser testigos objetivos de la actualidad y transmitir, a través de sus respectivos medios, los contenidos que permitan a los ciudadanos conformar con fidelidad su propia opinión”.

Deja un comentario