La huelga general de este jueves en Euskadi ha tenido un seguimiento masivo. Según los convocantes, el paro ha sido de más del 60 % en Educación, «generalizado» en Justicia y Sanidad, donde han criticado los elevados servicios mínimos, con un «amplio seguimiento» en los Ayuntamientos, mientras que en Euskotren y Metro solo ha habido servicios mínimos.

La huelga ha estado promovida por las organizaciones de la Carta Social de Euskal Herria, de la que forman parte los sindicatos ELA, LAB, ESK, Steilas, Hiru, Etxalde y EHNE y organizaciones sociales, con el apoyo de EH Bildu y de parte del movimiento de pensionistas, no así de los sindicatos CCOO y UGT ni del resto de los partidos.

Los convocantes han calificado la huelga de «gran éxito», con movilizaciones «masivas» -según ellos las manifestaciones del mediodía han reunido a unas 140.000 personas-, un alto seguimiento en el sector público vasco, un paro «significativo» del 30 % en las empresas (mayor en Gipuzkoa) e «importante» en el comercio y los servicios.

Represión en Bilbao

En Bilbao, los representantes de la Carta Social criticaron la «represión desproporcionada» contra los huelguistas. El vídeo publicado a continuación da buena fe de ello. Lo llamativo de este documento gráfico en concreto es el culmen de la represión, ya que, justo antes de ponerse a repartir mamporros, un policía dice a un manifestante que estaba grabando la escena con su móvil: «Como difundas las imágenes vamos a ir a por ti».