En los últimos días todos los medios se han hecho eco de la historia de Manel Monteagudo, sobre el que decían que había estado 35 años en coma tras una caída.

Sin embargo, los artículos al respecto dejaron un vacío que se llenaron con elucubraciones variopintas. Durante estos 35 años se había casado y habría tenido dos hijas, algo que resultaría humana y legalmente imposible.

Las búsquedas en internet tampoco daban crédito sustentable a la historia de Monteagudo, tal y como se explicaba en los medios generalistas.

Es mas, una búsqueda más exhaustiva, puesto que ni tan siquiera parece ser que su nombre real sea Manel Monteagudo, sino José Manuel Blanco Castro, daba a conocer un relato distinto al expuesto recientemente. «A causa de las secuelas que me dejó el accidente, estuve prácticamente vegetal durante 35 años, hasta que en octubre de 2014 me dieron el alta médica», explicaba el protagonista en un artículo.

OndaCero ha entrevistado a alguno de los vecinos del protagonista de esta noticia de la localidad de Noia: «Tengo 33 años. Desde que tengo uso de razón, ha hecho vida normal en su casa a mi lado. Hemos tenido relación cordial, de vecinos, durante 30 y pico años. Ahora ha salido esta historia y nos ha impactado a todos. Es un barrio pequeño y vivimos todos muy cerca. La historia no tiene mucho recorrido», ha afirmado uno de ellos.

Posteriormente el analista en redes Madrigal desvelaría que Blanco Castro o Monteagudo habría estado, presuntamente, «3 meses en coma y secuelas durante 35 años», dejando estos datos una historia más cerrada y menos estrambótica.

En otra publicación de La Voz de Galicia de 2019, se puede leer que Manel Monteagudo “fue ingresado en un hospital iraquí en estado de coma, en el que permaneció durante 64 días”. Luego, afirma el medio, el accidente que sufrió derivó en “estado de amnesia”.

Captura de la entrevista en el año 2019 en La Voz de Galicia.

 

1 Comentario

  1. no es que los medios lo digan , sino que el mismo Manel (Jose) lo dice a los medios descaradamente, que salio del coma en el 2014. Una mentira que se invento para vender libros, no tiene verguenza

DEJA UNA RESPUESTA