El ansia de obtener «me gusta» y visitas en las redes sociales está llegando a extremos preocupantes para algunos creadores de contenido. Cada vez es más evidente el esfuerzo de los influencers por falsificar sus vidas y volverse virales. Un usuario anónimo ha sacado a la luz la mentira de un grupo de tiktokers, demostrando así esta tendencia.

Un turista en Bali ha compartido en su historia de Instagram los cuatro sencillos pasos para que «parezca que te importa el medio ambiente». La premisa es simple: grabarse limpiando una playa y luego dejar una gran bolsa de basura abandonada en la arena.

Revelan el engaño de una influencer que finge limpiar una playa en un vídeo y genera indignación en las redes sociales
Revelan el engaño de una influencer que finge limpiar una playa en un vídeo y genera indignación en las redes sociales

Esta indignante situación fue compartida por su amigo en TikTok y rápidamente se volvió viral en todo el mundo, generando la furia de cientos de usuarios que se sintieron engañados al descubrir que solo recogían la basura para el vídeo.

El vídeo, publicado por TheSocialJokr, fue ampliamente difundido antes de que TikTok lo bloqueara en varios países. Sin embargo, quedó grabado en la memoria de miles de internautas que ahora intentan descubrir la identidad de las protagonistas.

En el video, se puede observar cómo una joven graba a su amiga, quien incluso utiliza un palo para recoger la basura y depositarla en una gran bolsa negra de plástico. Es una producción bastante elaborada, con diferentes planos preparados, incluyendo uno en el que la joven lleva la aparentemente pesada bolsa y otro en el que baila. Sin embargo, falta el paso más importante: arrojar la bolsa a un contenedor de basura real.

Hasta el momento, el video original no ha sido publicado en ninguna plataforma o, al menos, nadie lo ha encontrado aún. Esto ha llevado a algunos a sospechar que alguien pudo haber inventado toda esta farsa con el único propósito de obtener visitas.

Lamentablemente, el autor del TikTok original ha explicado que las imágenes son 100% reales, capturadas por casualidad por un amigo suyo que se encuentra de vacaciones en Bali.

Este incidente pone de manifiesto los extremos a los que algunos creadores de contenido están dispuestos a llegar con tal de obtener reconocimiento en las redes sociales. Falsificar situaciones y manipular la realidad solo socava la confianza de los seguidores y genera un impacto negativo en la percepción de la autenticidad en las plataformas digitales.

DEJA UNA RESPUESTA