Este domingo, la Fiscalía portuguesa ha admitido un error en la transcripción de escuchas relacionadas con el caso de corrupción que llevó a un adelanto electoral en Portugal. La confusión implicaba al ministro de Economía, António Costa Silva, en lugar del primer ministro del país, António Costa, según ha informado el abogado Manuel Magalhães e Silva, representante del informante, el doctor Diogo Lacerda Machado.

El malentendido se originó en una conversación entre Lacerda Machado, considerado amigo del primer ministro, y Afonso Salema, exadministrador del Start Campus. Salema solicitaba a Lacerda que gestionara con el Gobierno el cambio de códigos de actividad económica para los centros de datos.

Magalhães e Silva explicó que Lacerda Machado mencionó al ministro de Finanzas, Fernando Medina, y al ministro de Economía, António Costa Silva, en relación con la solicitud de Salema, tal y como recoge el diario luso Público.

Aunque el abogado destacó la falta de lógica en las afirmaciones, señaló que esta fue la única instancia en la que Lacerda Machado se refirió directamente al primer ministro, António Costa, quien renunció el pasado martes debido a las sospechas de corrupción.

Revés judicial en Portugal: la Fiscalía reconoce un error en las escuchas del caso de corrupción que desencadenó un adelanto electoral
Revés judicial en Portugal: la Fiscalía reconoce un error en las escuchas del caso de corrupción que desencadenó un adelanto electoral

En otro giro del caso, la Fiscalía portuguesa ha solicitado prisión preventiva para el jefe de gabinete de António Costa, Vítor Escária, y el consultor Diogo Lacerda Machado, ambos detenidos en el contexto de la supuesta trama de corrupción que llevó a la dimisión del líder socialista como primer ministro. La decisión sobre las medidas de coacción se conocerá en la tarde de hoy lunes.

Vítor Escária, exjefe de gabinete de Costa, ha sido señalado después de que se encontraran sobres con dinero en su despacho, lo que provocó la expresión de «vergüenza» por parte del primer ministro. Por su parte, Lacerda Machado, padrino de boda de Costa, negó haber discutido los negocios investigados con el ex primer ministro.

En total, tres detenidos más se suman al caso: el alcalde de Sines, Nuno Mascarenhas, y dos administradores de la sociedad Start Campus, Afonso Salema y Rui de Oliveira Neves.

La investigación se centra en las concesiones de explotación de litio en las minas de Romano y Barroso, en el norte del país, así como en proyectos relacionados con hidrógeno verde y la construcción de un centro de datos en Sines.

La Fiscalía reveló una investigación autónoma sobre el primer ministro, instaurada en el Supremo Tribunal de Justicia, a raíz de los testimonios que implicaban a Costa en el desbloqueo de procedimientos vinculados al caso de corrupción.

Sobres con más de 75.000 euros en efectivo fueron encontrados en el despacho de Vítor Escária, relacionados presuntamente con delitos de prevaricación y corrupción en el sector del litio y el hidrógeno verde.

DEJA UNA RESPUESTA