Este miércoles Felipe VI emitía un mensaje desde el Palacio de la Zarzuela para dirigirse a los españoles ante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, reaccionaba a este mensaje con un vídeo que publicaba en sus redes sociales en el cual exige al monarca explicaciones sobre las informaciones que apuntan a que el rey emérito habría cobrado, por parte del gobierno de Arabia Saudí, unas comisiones presuntamente ilegales tras actuar como intermediario en la construcción del AVE a La Meca.

Revilla valoró positivamente buena parte del mensaje de Felipe VI, aunque opina que no hubiera estado de más haber aclarado el tema de las cuentas opacas de Juan Carlos I.

«Lo que dijo el rey sobre la crisis sanitaria, correcto, es lo que había que decir. Pero con todo lo que está sufriendo el pueblo español, no hubiera estado de más dedicar un minuto para ser rotundo con las cuentas opacas de su padre», zanja Revilla.

Revilla ha señalado que: «Me uno al clamor del pueblo español para exigir una investigación a fondo. La ejemplaridad es exigible a todos, pero más a aquellos que tenemos el privilegio de ostentar las más altas responsabilidades institucionales» y además realiza la propuesta de «que todo el presunto dinero que pueda tener el padre en el extranjero de manera ilegal, regrese a España para paliar la catástrofe económica que se avecina» uniéndose así a la petición de centenares de ciudadanos.

La Casa Real salía al paso de las informaciones que señalan a Felipe VI como beneficiario de las fundaciones Zagatka y Lucum, esta última investigada por la donación de Arabia Saudí, con un comunicado en el que el Rey expresaba su renuncia a la herencia de su padre Juan Carlos I y le retiraba la asignación que tiene fijada en los presupuestos de la Casa Real, desvinculándose así de cualquier negocio de su padre en el extranjero.

Si hace unos días se hacía viral en redes sociales un mensaje para salir a los balcones a aplaudir a los trabajadores de la sanidad pública ahora miles de personas están difundiendo un mensaje demandando al rey emérito que done ese dinero para paliar los efectos del coronavirus.

«Los ciudadanos, a través de las redes sociales, piden a la Casa Real que obligue a Juan Carlos de Borbón a donar a la sanidad pública los millones de euros recibidos de Arabia Saudí. Este dinero contribuiría a paliar la falta de material clínico y equipos sanitarios y ayudaría a frenar el coronavirus cuanto antes. Reenvíalo».