Reyero fue el único que denunció la ilegalidad de negar asistencia a mayores en residencias y fue ignorado

«Incurriríamos en una discriminación de graves consecuencias legales», denunciaba el ahora ex consejero Alberto Reyero.