CCOO ha acusado este viernes al grupo Ribera Salud de «desviar diariamente centenares de muestras PCR» a laboratorios y servicios de Microbiología de «hospitales públicos de tercer nivel» de la Comunidad de Madrid, algo que la compañía tacha de «absolutamente falso».

El sindicato expone que la empresa privada remite un buen número de las muestras que tendría que procesar Ribera Salud a hospitales públicos, procedentes de las instalaciones del laboratorio privatizado.

El sindicato ha afirmado en un comunicado que Ribera Salud «no tiene capacidad» para procesar todas las muestras y que «no dispone de personal suficiente para hacer frente a la demanda actual».

“En lugar de contratar más personal y aumentar sus recursos lo endosa a los hospitales públicos cuyos servicios de Microbiología ya están, de por si, saturados por la pandemia y con su personal exhausto y bajo mínimos. Nos preguntamos si van a abonar el coste de las pruebas que no realizan a las arcas públicas”, señalan desde CCOO.

El grupo privado ha tachado esto de mentira y ha señalado que «a los 218 profesionales que conforman el equipo, se han sumado en las últimas semanas 30 profesionales más».

Ribera Salud consiguió este contrato de la Consejería de Sanidad por un montante económico de 76.377.136,8 millones de euros. La privada ha recordado que la Consejería de Sanidad ha decidido «centralizar las pruebas de algunos hospitales y centros de salud en determinados hospitales públicos», que «en ningún caso» están incluidas en el contrato de prestación de servicios del laboratorio y «no están sometidas a ningún pago».