Con la planta de Portovaya como escenario principal, el programa de Cuatro abordó los distintos planteamientos y enfoques desde donde mejor se puede hacer, in situ.

Marta Flich los acompañó también desde el plató para adentrarse en la situación actual de España con Argelia y Marruecos en relación al gas y a sus reservas de hidrógeno verde, así como las reticencias de Francia a la hora de abordar el proyecto del gasoducto MidCat  y los Estados Unidos con el gas licuado.

También hubo tiempo para analizar la posición real de Bruselas con todos estos escenarios. Los ministros de energía aprobaron el pasado mes de julio un acuerdo de compromiso sobre la reducción voluntaria del uso de gas por parte de los países de la UE.

Esto incluye reducir la dependencia del gas en un 15% de agosto a marzo, aunque para algunos países el acuerdo prevé finalmente una reducción menos drástica.

«En un esfuerzo por mejorar la seguridad del suministro energético de la UE, los países miembros llegaron hoy a un acuerdo político para reducir voluntariamente la demanda de gas natural en un 15 % este invierno«, dijo la UE en un comunicado ante posibles interrupciones en el suministro de gas desde Rusia.

Los recortes podrían volverse obligatorios si se declara una emergencia de suministro, pero los ministros de la UE acordaron hacer excepciones para ciertos países y sectores, después de que varios países se opusieron a una propuesta inicial de la UE para reducir el consumo de gas de cada país en un 15% obligatorio.

La UE explicó que algunos países no conectados a los gasoductos de otros estados miembros estarán exentos de cualquier reducción obligatoria en las compras de gas, ya que no podrán encontrar alternativas.

Por su parte, la comisaria de Energía de la Comisión Europea, Kadri Simson, aseguró en rueda de prensa posterior a la reunión que incluso los acuerdos alcanzados, teniendo en cuenta todas las concesiones a varios países, serán suficientes para soportar el habitual invierno europeo.

«Nuestros cálculos iniciales muestran que incluso si todos los beneficios se utilizan en su totalidad, podremos lograr una reducción en el consumo que nos permitirá sobrevivir con seguridad a un invierno normal«, dijo Kadri Simson. Reuters, citando dos fuentes en la UE, informó que sólo Hungría se opuso a este acuerdo.

DEJA UNA RESPUESTA