El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este lunes que mandar a la oposición al presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la Moncloa, Pedro Sánchez, es «una cuestión de Estado», y ha negado que Cs, por su negativa a pactar con el PSOE, sea el responsable de que Sánchez acabe gobernando con el apoyo de los partidos independentistas.

«Sánchez se ha convertido en un obstáculo, en un problema para España», y por eso «es una cuestión de Estado echarle del Gobierno», ha declarado en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, cuando le han preguntado si descarta totalmente un pacto de Ciudadanos con los socialistas.

En su opinión, el candidato del PSOE «ha legitimado» a los separatistas, «ha gobernado con ellos, se ha sentado a negociar condiciones inaceptables, les ha prometido indultos» y «parece que acepta un referéndum de independencia» en Cataluña.

A la pregunta de si la formación naranja podría alcanzar un acuerdo con los socialistas para forzarles a cambiar su enfoque respecto a la cuestión catalana, Rivera ha contestado que el problema es que no confía en Sánchez porque ha visto cómo le ha entregado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, «las llaves del país».

Sin embargo, ha negado que el veto de Ciudadanos a Sánchez suponga echar al PSOE en brazos del separatismo. «No sé si algún español pensará que yo soy responsable de que gobiernen los independentistas», ha manifestado, mostrándose convencido de que nadie creerá que él permite gobernar a esos partidos.

VOX TENDRÁ QUE DECIDIR SI PERMITE QUE SIGA SÁNCHEZ

El líder de Cs ha vuelto a tender la mano al PP para gobernar juntos tras las elecciones generales del 28 de abril, formando un Ejecutivo «de cambio, liderado desde el centro y liberal» que «defienda la Constitución en todos los territorios de España».

Según ha indicado, es más importante hacer posible esa mayoría alternativa que determinar quiénes deben ser el presidente, el vicepresidente o los ministros.

En cuanto al papel de Vox, ha dicho que habrá que ver cuántos escaños obtiene en el Congreso y luego tendrá que decidir «si va a permitir la investidura de Sánchez o si va a permitir que Ciudadanos y el PP gobiernen».

Aunque se ha negado a hacer «un ránking de constitucionalismo» que diga si Vox es más constitucionalista que el PSOE, Rivera lo ha descrito como una formación «populista» y «ultraconservadora» y ha abogado por «no darle más protagonismo».

HAY MOTIVOS PARA APLICAR EL 155

Por último, el líder del partido naranja ha vuelto a arremeter contra el presidente del Gobierno por su actitud ante el independentismo catalán: «Yo no voy hacer como Sánchez», preguntándoles si necesitan «indultos, más competencias o más dinero, no les voy a dar ni agua porque han destrozado este país durante 40 años».

Asimismo, ha asegurado que si es presidente, hará un requerimiento por escrito a Torra, en virtud del artículo 155 de la Constitución, para preguntarle si va a hacer cumplir la Carta Magna. «Si me dice que no, aplicaré el 155, y si me dice que sí, vigilaré que lo hace», ha añadido.

A su juicio, existen motivos para recurrir a esta medida, entre los que ha mencionado el «adoctrinamiento» de los alumnos en las escuelas o la exhibición de símbolos ideológicos en edificios públicos.