El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha comprometido este domingo a «frenar en seco» a los separatistas y ha garantizado que, si llega al Gobierno, no habrá ni indultos ni privilegios para quienes quieren romper España.

Un día después de arrasar en las primarias para designar al candidato de Cs a la Presidencia del Gobierno, Rivera ha sido oficialmente presentado a sus compañeros de partido en un emotivo acto celebrado en Madrid, en el que ha sido arropado por toda la Ejecutiva, entre ellos la portavoz, Inés Arrimadas.

Acto en el que además se ha dado a conocer la nueva marca de Cs para la campaña de las elecciones del 28 de abril, su apellido en naranja en dos tonos, con la sílaba «ve» más claro y un punto verde en la «i». A la derecha de la «R», su nombre en vertical.

Rivera ha querido asumir tres compromisos con la vista puesta en el 28A: «frenar en seco» a los separatistas, situar a los mejores en el Gobierno, con la aprobación de una ley para acabar con los «dedazos» en los cargos institucionales, y promover un gran debate nacional que permita para poner en marcha las reformas necesarias.