El presidente de Cs, Albert Rivera, ha anunciado este viernes que presentará con carácter inmediato un recurso de inconstitucionalidad ante el Defensor del Pueblo contra la ley de Abusos Policiales, aprobada ayer por el Parlamento vasco, con los votos del PSOE y PNV y la abstención de Bildu y Podemos.

Ciudadanos se dirige al Defensor del Pueblo porque para presentar un recurso ante el Constitucional se requieren cincuenta diputados, y ellos tienen 32.

En un acto informativo organizado por ABC-Deloitte, Rivera se ha referido a la «mal llamada» ley de abusos policiales que los socialistas le han «regalado» al PNV y Bildu y se ha preguntado si acaso estos son sus socios para la investidura: «¿estos son los hombres de paz?».

Rivera ha insistido en que no quiere «que estos señores manden en España» y ha reivindicado que «la ley de Víctimas nos proteja de lo homenajes a los terroristas».

El líder de Cs ha considerado que el posicionamiento de los socialistas con el PNV hace pensar que Sánchez «está perpetrando un pacto con los nacionalistas» dando el aval a una ley que «mancha y denigra la imagen de la Guardia Civil y la Policía».

Rivera ha añadido que en democracia son los jueces quienes deben determinar qué es abuso policial, «y no una mayoría política de PNV y Bildu».