«Quiero que el futuro de España pase por gente que sabe esforzarse. Quiero un país de justicia donde la gente con mérito gane y la que pretende ir por la puerta de atrás pierda», ha señalado este domingo Rivera, durante un acto en Madrid en el que ha sido presentado como candidato de Cs a la presidencia del Gobierno tras imponerse en las primarias.

El líder de la formación naranja ha apostado por «frenar en seco» a los políticos separatistas y por «tejer alianzas» entre los que quieren unir a España. «No habrá premios ni indultos para los separatistas. Prometo ley, justicia y Constitución», ha precisado.

Asimismo, ha prometido establecer una ley «para suprimir los dedazos», formando un Gobierno «con los mejores» porque, a su juicio, España «tiene mucho talento». «Se acabó poner a los amigos. ¿Qué prueba ha pasado Tezanos para ser presidente del CIS?. Están colocando por la cara a amigos y conocidos en vez de hacer concursos públicos», ha criticado.

En tercer lugar, Rivera se ha comprometido a realizar un «gran diálogo nacional» de la sociedad civil, en el que hablen expertos, trabajadores, científicos, gente de la cultura o gente del mundo rural. «Quiero una España en la que se escuche y se decida. Propongo un debate para saber dónde quiere estar España en 2030. La transición se hizo liderada desde el centro y el consenso», ha explicado.