En el Foro ABC-Deloitte, Rivera ha afirmado que, ante una coyuntura como esa –María José Carrasco ya había expresado su deseo de morir pero no podía suicidarse por sí misma–, no se puede opinar desde fuera y «decir lo que tiene que hacer cada uno».

«En una situación así me gustaría tener una ley de muerte digna y una ley de eutanasia, por si tuviera que ejercer ese derecho», ha indicado. Por ello, ha abogado por dejar de «mirar hacia otro lado» y regular la eutanasia, para no ver a una persona detenida «en una situación tan delicada» o evitar que un médico tenga que «jugarse el tipo por dar morfina a un enfermo».

Según ha manifestado, hay mucha gente que está sufriendo y «el sufrimiento no tiene ideologías y la caridad tampoco». «¿A quién no se le ha muerto un enfermo que ha estado sufriendo y el médico no puede hacer nada?», ha planteado tras recordar que el PP está en contra de permitir la eutanasia.

Por ello, el presidente de Ciudadanos ha apostado por «regular la muerte digna» –la proposición de ley de cuidados paliativos que impulsó su partido– con código sancionador incluido, y apoyar también una ley de eutanasia.

UNA LEY GARANTISTA Y PARA CASOS MUY CONCRETOS

Eso sí, ha subrayado que la primera tendría que aprobarse antes que la segunda y que la ley que regule la eutanasia deberá estar respaldada por un amplio consenso parlamentario y ser «muy garantista, para casos muy concretos, con un comité médico y para enfermedades irreversibles».

Debe ser «la excepción», pero «tiene que existir, porque si no, veremos imágenes como la que hemos visto estos días», ha dicho sobre el caso de María José Carrasco y su marido.