El candidato de Cs a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, teme que el líder del PP, Pablo Casado, haya tirado la toalla” porque le ve más preocupado por “descontar escaños” y por sus problemas internos que por forzar un cambio, junto a Ciudadanos para “echar a Sánchez”.

Ante un millar de militantes y simpatizantes, Rivera ha recordado que lleva quince días tendiendo “cada día” la mano a Casado para formar una coalición de Gobierno tras las elecciones y este viernes ha vuelto a pedírselo.

Y lo ha hecho en el arranque de la campaña naranja en una de las principales plazas electorales de Cs, donde el partido naranja consiguió en las últimas elecciones generales el 16,29 por ciento de los sufragios y dos escaños, escaños que mantendría, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de marzo.

Ciudadanos, ha dicho Rivera, quiere exportar al resto de España la fórmula andaluza de cogobernar con el PP y quiere que los logros conseguidos en esta comunidad en apenas setenta días de gobierno sirvan de ejemplo de lo que Cs hará cuando gobierne en España.

Ha hablado también de Cataluña señalando que si hay que aplicar el 155 otra vez lo harán, pero también hay que hacer otras cosas importantes y tener un plan más ambicioso contra el nacionalismo, con medidas como estudiar la Constitución o que no reciban dinero las instituciones separatistas.

Deja un comentario