Por: Óscar Vega.

  • Si algo caracteriza cada libro de Huso es su diseño, su belleza gráfica. En este ciclo son muchos los lectores que se han acercado a esta idea a través de las cubiertas. La primera impresión cuenta, y el resto lo hace la buena literatura.

  • Conversamos con el responsable del concepto gráfico de esta editorial.

Háblenos un poco de su historia como artista plástico y en el diseño gráfico.

Mi historia es como la de muchos artistas. Todo niño es creativo por naturaleza, sus padres le dictan como representar a las aves, a una mujer o un hombre, y el maestro impone que una nube no puede ser roja, despojando poco a poco la habilidad innata de imaginar sin límites, remplazándola por la fría lógica. 

Desde pequeño lo tenía claro, quería dar vida a mi imaginación, una abiogénesis compulsiva que mi familia supo apoyar. Mis primeras referencias provienen del noveno arte: creadores como Elpidio Valdés de Juan Padrón, Lillo y su original mundo de Matojo y compañía, también todo súper héroe proscrito que caía en mis manos. Copiaba mucho esos personajes que me hacían reír: recuerdo entrar al cine Cinecito de La Habana, y armado con una libreta y un lápiz, tratar de copiar los animados de Disney. Luego, cuando descubrí la técnica en la escuela Elemental de arte Paulita Concepción, se me abrieron más horizontes, pues entendí que era posible plasmar cualquier idea. En la Academia de San Alejandro amplié mis gustos, opté por el grabado, pero sin dejar nunca de dibujar o pintar. En cuanto al diseño gráfico, fue en Madrid, en 1994, cuando entré en ese mundo de la mejor manera, formándome en academias y aprendiendo sobre la marcha, proyecto tras proyecto. Empezó una nueva vida, y otra vía creativa, que me ha permitido trabajar para marcas, productoras, discográficas, artistas o editoriales. Proyectos disímiles entre sí, que me han fortalecido como creador. 

SONY DSC

¿Cómo llega a Huso?

Nunca llegué, ya estaba aquí cuando empezó. Es un empeño familiar, formo parte de su génesis.

¿Cómo nace el concepto del diseño gráfico de los libros de Huso?

El concepto nace de la simplicidad y del contraste. Un buen libro tiene que ser legible sin dejar de lado la estética, de ahí el cuidado en todos los elementos que lo integran. Como el propio nombre de la editorial sugiere, el diseño debe ser un hilo muy bien tejido que conecte todas las obras visualmente. 

¿En este tiempo ha habido cambios en la línea de diseño? ¿Hay una base que se mantiene?

La estructura se mantiene, pero se ha ido refinando con el tiempo. No es algo inalterable, en ocasiones el texto del autor —qué es en definitiva lo más importante— condiciona mis dediciones.

 

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA